Opinión

Se habla de la cumbe de la discordia, de las nuclear con perspectiva de género y del alivio del PSOE-A

La cumbre de la OTAN divide al Ejecutivo

Era más que previsible que el anuncio de que Madrid acogerá la próxima cumbre de la OTAN, a finales de junio, soliviantaría a Podemos. La formación morada no sabe muy bien cómo justificar que le moleste más el "militarismo" del Gobierno del que forma parte que las matanzas del ejército de Vladimir Putin en Ucrania, ante las que hasta ahora mantenía un perfil relativamente bajo. A ello contribuye también que en Moncloa cada vez se muerden menos la lengua a la hora de replicar a los podemitas, como muestran los sonoros zascas de Margarita Robles a Ione Belarra. Pero el anuncio del encuentro les ha dado vía libre para volver a las andadas a cuenta de su "elevado" coste -hablan de 37 millones de euros- y pedir que ese dinero se dirija a una "cumbre por la paz". El ala socialista del Ejecutivo no entra al trapo, aunque no le ha sentado nada bien que sus socios de coalición cuestionen un triunfo diplomático para Pedro Sánchez. Y alguno incide en que esta "salida de tono" proviene de Isa Serra, que además de portavoz de Podemos tiene un puesto "nombrado a dedo" en el Ministerio de Igualdad de Irene Montero. Teniendo en cuenta que en 2021 el Gobierno se gastó 55 millones de euros en cargos de confianza, surge una alternativa para sufragar el gasto de la reunión. "Al final no va a ser mala idea recortar en asesores", apuntan algunas fuentes.

Seguridad nuclear con perspectiva de género

El Consejo de Seguridad Nuclear ha decidido actualizar el libro de estilo que utilizan para redactar informes y publicaciones. El anterior databa de 2015 y su lenguaje no reflejaba, a juicio del organismo, los últimos "cambios sociales". Es decir, las recomendaciones del Gobierno. Solo así se explica el carácter de las directrices remitidas a los expertos, más orientadas a expresar la ideología de género retorciendo la gramática que al rigor científico. Aunque la excusa sea, precisamente, reconocer el papel de la mujer en la ciencia. "A las científicas se nos reconoce con sueldos dignos, no dando patadas al diccionario", zanja una de las colaboradoras que ha recibido el texto.

El moderado alivio judicial del PSOE andaluz

La sentencia del Supremo sobre la macrocausa de los ERE de Andalucía no verá la luz antes de las elecciones andaluzas: el Alto Tribunal tiene la costumbre de "no interferir" en procesos electorales. Con todo, el alivio en el PSOE andaluz es relativo, ya que lo que se decide es el recurso a una sentencia que condenó a dos expresidentes autonómicos socialistas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.