Opinión

El déficit exterior amenaza al PIB

La subida de los precios de la energía ha multiplicado por cuatro, hasta los 10.774,7 millones de euros, el déficit comercial de España en los dos primeros meses del año.

Así, el déficit energético llegó hasta los 6.984 millones, prácticamente el doble que hace un año, mientras el no energético se situó en 3.790,2 millones de euros cuando en febrero de 2021 anotaba un superávit de 259,5 millones. Ello pese a que las exportaciones e importaciones en este periodo anotaron un comportamiento de récord. Las primeras subieron un 28,3% interanual, mientras las segundas se elevaron u n 43,5%, con lo que la tasa de cobertura se situó en el 84%. Se confirma así el gran alcance del perjuicio que los altos precios energéticos provocan, pese a que estos datos no recogen con plena intensidad el impacto del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. Los expertos advierten de que, si una evolución similar a la registrada en las mercancías se produce también en los servicios, España estaría a punto de fulminar el superávit por cuenta corriente acumulado año a año desde 2012. Este retroceso puede suponer una merma de entre 3 y 4 décimas de PIB sólo en el primer trimestre del año. En este contexto, se revela la necesidad de contar con un cuadro macro más realista que recoja el impacto de una situación que, pese a lo que sostiene el Ejecutivo, no se debe únicamente a la tensión geopolítica. Desde mucho antes, la evolución de los precios de la energía, además de impulsar el IPC, apuntaba al resurgimiento de un importante desequilibrio en el sector exterior. En este contexto, los presagios parecen confirmarse y apuntan a nuevas dificultades para la recuperación de la economía española a lo largo de 2022.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin