Opinión

Se habla del 'resbalón' de Díaz, de la huelga diplomática y del precio de las cebollas

El 'resbalón' de Yolanda Díaz con los langostinos

Yolanda Díaz presume de contar un férreo respaldo de las redes sociales gracias a los afines a Podemos. Pero en los últimos días se ha tambaleado tras conocerse la lista de la compra del comedor del Ministerio de Trabajo, de más de 800.000 euros para surtirse de productos como vino de Rioja y langostinos. Aunque su equipo ha tratado de explicar que este "despilfarro" no es tal y se comparte con otros departamentos del complejo de Nuevos Ministerios, el vendaval entre los internautas ha sido tal que ha eclipsado sus apariciones en prensa durante el fin de semana. Se comenta en Moncloa que aunque la noticia, en sí, "es una chorrada", el momento no podía ser más inoportuno. Sobre todo cuando la vicepresidenta insiste en pedir "esfuerzos" a empresas y a los que -según ella- más tienen. "Aquí también hay un comedor y no vamos regalando munición al PP", comenta una fuente de Presidencia. En las filas moradas por cierto, hay quien se frota las manos con el resbalón de su lideresa.

La embajada en Reino Unido, en huelga

Por si fuera poco el vendaval de movilizaciones y protestas, desde transportistas a inspectores de Trabajo, a las que el Gobierno trata de aplacar en España, fuera de nuestras fronteras también está sufriendo problemas. El más destacado, en el consulado en Reino Unido, donde el personal no laboral mantiene desde hace casi dos semanas una huelga. ¿El motivo? Casi 13 años de congelación salarial, periodo en el que su trabajo se ha multiplicado por culpa del Brexit. Y es que el divorcio entre la UE y Reino Unido conlleva la obligación para los ciudadanos españoles y europeos de renovar visados cada tres meses, lo que ha disparado los trámites sin que se hayan adoptado medidas para incrementar el personal. A las protestas en Inglaterra se ha sumado el de otros consulados, como el de Berlín que, de momento, ha empezado por paros parciales.

El precio de las cebollas, en máximos históricos

Los precios de bienes de primera necesidad como los alimentos están disparándose estos días por culpa tanto de la guerra de Ucrania como por la huelga de los transportistas. Uno de los productos más afectados ha sido las cebollas, que se han encarecido un 75% respecto a antes de la invasión rusa. La advertencia de los agricultores españoles, que producen 1 millón de toneladas de cebollas al año, especialmente en Castilla-La Mancha, es que este incremento de los precios no cubre en ningún caso las abultadas pérdidas que ya están sufriendo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin