Opinión

Se habla de la irrelevancia de la ANC, el 'tirón' de Calviño y el escaño 'fantasma' de Podemos

La ANC, ¿condenada a la irrelevancia?

Hace unos días, la Generalitat de Cataluña decidió poner final a los cortes en la Meridiana de Barcelona que la Asamblea Nacional Catalana (ANC) lleva convocando cada semana desde la sentencia del procés. O al menos trasladarlos a una calle aledaña ante el hartazgo de los vecinos, transeúntes y empresas que llevan protestando dos años por el trastorno que les supone el numerito de los de Elisenda Paluzie. Pero a la ANC esto no le ha sentado nada bien, y ha lanzado una ofensiva contra ERC, Junts y CUP por "traicionar el independentismo". Y como demostración de fuerza organizó una concentración ante el Parlamento de Cataluña este pasado sábado. Una cita que solo congregó a 800 personas, lo cual para los estándares de hace años es un resultado preocupante que se suma a los pinchazos de los últimos meses, como la Diada. A fin de cuentas, el único sentido de su existencia es su poder de convocatoria. Así lo aseguran fuentes del nacionalismo catalán, que avisan de que el panorama político ha cambiado en los dos últimos años y ciertas actitudes y modos son una molestia para sus intereses. Desde la ANC avisan de que no se dan por vencidos. "No pueden tratarnos como a los tontos útiles y dejarnos tirados", se quejan.

El 'tirón' de Calviño para frenar a Yolanda Díaz

No es noticia que Nadia Calviño es la ministra socialista con más actividad en los medios y mayor presencia en redes sociales, donde hace un esfuerzo bastante intenso para explicar las medidas económicas del Gobierno. Aunque parece que en el seno del PSOE lo han descubierto ahora, al oírla hablar de temas cuyo copyright parecía monopolizado por Yolanda Díaz. Su capacidad de resolver cuestiones como la atención bancaria a los mayores, sin inflarlas con polémicas artificiales ha gustado mucho en Ferraz. "Ha roto la estrategia de Díaz de venderse como el alma social del Ejecutivo frente a los tecnócratas", señalan fuentes socialistas, que auguran a Calviño un papel mucho más destacado en futuras campañas electorales.

Podemos reclama el escaño de Rodríguez

Mientras PSOE y PP siguen enzarzados por la polémica votación de la reforma laboral y el voto del diputado popular Alberto Casero, en Podemos lo tienen claro:la culpa podría haber sido de Alberto Rodríguez. La negativa del exdiputado a devolver su acta hace que su escaño lleve vacío meses. Y ello, en votaciones tan ajustadas es un problema más que grave. La presión para que el canario ceda ya se recrudece.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin