Opinión

La banca amortigua el golpe de la Sareb

La toma de la mayoría del capital de Sareb por el Frob requiere de la venta de parte de sus títulos al amplio elenco de bancos y aseguradoras propietarios del banco malo.

Con ello, los actuales inversores tendrán la oportunidad de salir de una compañía con patrimonio negativo y sin expectativas de ofrecer rentabilidad alguna. Pero además, el hecho de desprenderse de la participación permitirá a algunos accionistas deducirse hasta 775 millones. Es cierto que la medida solo beneficia a aquellos con aportaciones menores a 20 millones. El resto (la banca) tendrá que permanecer en Sareb hasta 2027 para maximizar el ahorro fiscal. La nacionalización, por tanto, solo permitirá a la banca amortiguar el impacto de unas aportaciones que alcanzaron los 2.600 millones.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin