Opinión

La presión de la deuda llega a Europa

El bono de Alemania con vencimiento a 10 años (conocido como Bund) regresó ayer miércoles a terreno positivo por primera vez desde 2019. Se pone fin a la anomalía que suponía que el inversor pagara por financiar la economía germana.

Tanto es así que los analistas ya pronostican que el rendimiento del Bund subirá entre 15 y 45 puntos más a lo largo del año. La previsión no es para nada descabellada. El hecho de que el activo de referencia en la deuda de la eurozona vuelva a ofrecer rentabilidades es comprensible, ya que responde al progresivo proceso de normalización monetaria anunciado por el BCE. Pero también evidencia que la presión que la deuda ya ejerce en el mercado estadounidense está empezando a llegar a Europa.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin