Opinión

Se habla de un metaverso catalán, del "chasco" de Iglesias y del congelador de Arrimadas

Frío recibimiento al 'metaverso' catalán

El vicepresidente catalán y responsable de políticas digitales, Jordi Puigneró, famoso por anunciar el alquiler de dos satélites como el nacimiento de la "Nasa catalana", dio el lunes un paso más en su relato de la construcción de la Cataluña independentista virtual con la presentación de CatVers. Se trata del "metaverso catalán", que, según Puigneró, nace para "impulsar la lengua y la cultura catalanas en el ciberespacio". El vicepresidente no desveló el presupuesto de CatVers, pero sí aseguró que será autosuficiente económicamente a medio plazo a través de tarifas de uso para las entidades que organicen reuniones o eventos en el mismo. Pues bien, todo indica que el metaverso lo tendrá difícil para alcanzar la rentabilidad. Así lo indican en el mundo empresarial donde CatVers ha sido recibido "con una absoluta frialdad". "Es difícil que las empresas, incluso las que apoyan el independentismo, participen en este nuevo proyecto de la Generalitat", dicen desde una firma catalana. A pesar de ello, los empresarios están convencidas de que CatVers tendrá futuro. "En breve aparecerán organismos públicos o subvencionados que se sumarán al proyecto para justificar la inversión", aseguran.

Los grandes medios no 'compran' a Iglesias

La vuelta de Pablo Iglesias a sus negocios mediáticos no empieza con buen pie. Mientras desempeña funciones de tertuliano raso, sigue preparando la nueva versión del formato La Tuerka. Y, por lo que se comenta, el "chasco" está siendo sido monumental. Dicen que Iglesias contaba con que su paso por la vicepresidencia segunda del Gobierno de coalición disparara el interés de alguna de las grandes cadenas. Pero nada. Al final el único que ha contado con él ha sido su incondicional Jaume Roures, que le ha vuelto a hacer hueco en la televisión de Público. Y con bastante discreción, dicho sea de paso. En las propias filas de Podemos se afirma que el brillo de Yolanda Díaz ha dado la puntilla al poco tirón mediático que le quedaba. "Para personalismos ya está ella", dicen.

Cs se estrena bajo cero en Castilla y León

El año empezó con temperaturas inusualmente altas para el invierno... salvo en los mítines de Cs. Un problema con la calefacción en el local donde la formación naranja celebraba su primer gran acto de precampaña de las elecciones de Castilla y León tuvo tiritando un par de horas a los asistentes. No consta que los discursos de Inés Arrimadas y los suyos hicieran al respetable entrar más en calor.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin