Opinión

Se habla de las excusas del Sepe, la misión frustrada de Garzón y el 'castigo' de Casado

La excusa más 'insólita' del Sepe con los Ertes

Desde el verano se ha dicho que los problemas del Sepe se habían solucionado. Pero es sabido que la realidad es diferente y que los retrasos en los pagos a las personas en Erte siguen existiendo. De hecho, hace pocos días se ha hecho público que un fallo informático ha provocado que los beneficiarios no puedan cobrar hasta el próximo año la prestación de noviembre. A pesar de las lógicas críticas de los afectados, la razón esgrimida desde el departamento liderado por Joaquín Pérez Rey fue que "el sistema no puede pagar dos nóminas en el mismo mes". Como era más que previsible, el argumento no satisfizo a nadie. Tampoco lo ha hecho que el Sepe siga lanzando balones fuera ante la persistencia de unos inconvenientes que existen desde el inicio de la pandemia. Así lo indica que ahora el organismo acuse a las empresas de sus propios problemas y asegure que "las compañías nos comunican tarde que han vuelto a los Erte. Eso nos impide tener a tiempo las listas de afectados, lo que acaba generando nuevos retrasos". Ni que decir tiene que esta excusa del Sepe ha vuelto a generar cientos de comentarios críticos en redes sociales. Muchos textos muestran el asombro ante la excusa "más insólita" utilizada por el organismo.

La misión 'saludable' de Gazón no cala en Sánchez

Alberto Garzón no convence a Pedro Sánchez en su cruzada por la "alimentación saludable". Se comenta que la lista de productos requeridos para las máquinas de vending y las cafeterías del complejo de La Moncloa obvian descaradamente las recomendaciones del ministro de Consumo. Así, incluyen un notable surtido de bollería, ultrapocesados e incluso cerveza en el 'vending' y una amplia oferta de bocatas, fritos y carne en la cafetería. No faltan los que se preguntan qué tomará Alberto Garzón en las reuniones del Consejo de Ministros, si irá en ayunas o pedirá un catering propio. "Porque un pincho con las trabajadoras y trabajadores del complejo, seguro que no", bromean desde Moncloa.

Casado 'castiga' a sus diputados sin vacaciones

El apoyo del PP a una enmienda de Compromís a los Presupuestos en el Senado ha servido para que las cuentas públicas tengan que volver a votarse en el Congreso y retrasar el triunfalismo de Sánchez. Pero con el daño colateral de frustrar los planes de vacaciones de sus señorías, incluidos los populares. Aunque resignados, pues el voto es telemático, algunos comentan con cierta sorna que este año Pablo Casado "no anda muy fino con la Navidad".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin