Opinión

Una oportunidad perdida para España

El nuevo pacto industrial franco-italiano diseñado por Emmanuel Macron y Mario Draghi busca redefinir las relaciones en el seno de la Unión Europea post-Merkel.

En un escenario en el que el peso la pandemia parece aún lejos de desaparecer, el resultado de la pugna que este acuerdo abre con los países del norte es incierto en el terreno político, pero ya tiene un claro perdedor en el económico: España. Que el cuarto país europeo por tamaño y población se quede fuera de un acercamiento que determinará movimientos estratégicos clave para todos los sectores económicos supone un nuevo fracaso en la política exterior del Gobierno. Nuestro país pierde con ello una oportunidad histórica para poder sumarse al tren industrial europeo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin