Opinión

Una 'relajación' que la banca debe evitar

Aumentan los créditos bajo vigilancia por riesgo de impagos

Continúa la discrepancia entre el Banco de España y las entidades financieras sobre las dotaciones ante posibles avances de la morosidad.

Desde finales de 2020, los bancos muestran una clara tendencia a reducir esos cortafuegos mientras el supervisor avisa de que su cuantía debe mantenerse, e incluso elevarse. Lo cierto es que las cifras avalan esta última posición. Así lo demuestra el avance del 53% del volumen de créditos bajo vigilancia, por riesgo de impago, registrado hasta el pasado junio en nuestro país. Desde entonces, la situación no tiene visos de mejora. Al contrario, se aproxima el vencimiento de los préstamos especiales liberados en el inicio de la crisis en un contexto difícil, en el que la recuperación no muestra el vigor esperado.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin