Opinión

Se habla de brecha entre la ANC y ERC, del bulo de Podemos con el Nobel y de la cesta de la compra

Elisenda Paluzie, presidenta de la ANC

Brecha abierta entre la ANC y Esquerra

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) tenía dos objetivos que cumplir en la conmemoración del referéndum del 1-O. El primero, recuperar su poder de convocatoria, muy dañado tras el fiasco de la Diada. El segundo, lograr que ERC estuviera presente en los actos para recomponer una relación que está dañada desde hace meses. No pudo ser. El organismo liderado por Elisenda Paluzie volvió a fracasar con una pírrica asistencia de independentistas en las movilizaciones. Y tampoco logró que los principales líderes de ERC acudieran, conformándose con una representación de segunda fila. "Junts per Catalunya sí que respondió, pero Esquerra volvió a dejarnos de lado", se quejan desde la ANC, evidenciando la "brecha" que se ha abierto en el independentismo catalán. Por lo que se dice, esta división molesta especialmente al equipo de Paluzie, que contempla cómo sus esfuerzos por recuperar la relación con la formación liderada por Pere Aragonès son en vano. "Nosotros mantenemos el mismo discurso. Es ERC quien ha cambiado", añaden en la ANC.

El bulo de Podemos sobre el Nobel de Economía

La concesión del Premio Nobel de Economía de 2021 a David Card ha servido de excusa a Podemos para defender su teoría de que las subidas del Salario Mínimo (SMI) no dañan la creación de empleo. La formación morada argumenta que en un artículo académico Card se anticipó a sus tesis sobre el SMI. Las redes sociales no han tardado en echar por tierra el triunfalismo de Podemos. "El trabajo de Card es de 1994 y está centrado en el efecto que el incremento del SMI tuvo en el Estado de New Jersey y en el sector de la comida rápida", según matizaron varios economistas. "No se puede trasladar al momento actual un artículo de los 90 que examina los efectos en un área económica concreta y que no abarca al conjunto del país", aseguran estos expertos. A pesar de las críticas, los líderes morados insisten todavía en usar a Card como avalista de sus teorías.

La cesta de la compra empieza a normalizarse

Poco a poco, el consumidor recupera hábitos previos a la pandemia. Así, las grandes superficies pierden terreno frente a los supermercados. "En 2020, el cliente acudía a los hipermercados para hacer la compra de golpe y reducir al máximo las salidas de casa. Ahora está volviendo a los supermercados y hace compras pequeñas", dicen en el sector distribuidor, donde también desvelan que las compras en alimentación descienden tras el récord de 2020.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.