Opinión

Presión fiscal que ahoga a las empresas

La elevada fiscalidad pasa factura a las filiales de las multinacionales en España

Las filiales que las grandes empresas tienen en España son protagonistas de toda una paradoja. Los datos de la Agencia Tributaria dan fe de su alta productividad por empleado, superior en muchos casos a la que las multinacionales obtienen de sus divisiones en otras economías; sin embargo, su rentabilidad es más reducida en nuestro país.

La solución a esta contradicción la ofrece el propio Fisco: la imputación de costes fiscales en España es mayor. Así ocurre en todos los frentes (tributación directa, cotizaciones e incluso el IVA, debido a su deficiente diseño). Datos así delatan hasta qué punto la presión fiscal ya resta competitividad a las empresas ubicadas en suelo español, una situación que el Gobierno empeorará con los cambios en Sociedades que impulsa.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin