Opinión

Banca: una costosa captación de clientes

La banca deja de cobrar a las empresas por sus depósitos

La banca española da marcha atrás en su política sobre los depósitos a los que recurren las empresas para ubicar sus excedentes de tesorería. En los últimos años los bancos de nuestro país, como sus homólogos europeos, cobraban por estos depósitos.

 Ahora, en los últimos meses, dejan de hacerlo e incluso ofrecen un mínimo interés positivo a las firmas titulares de estos productos. Las entidades buscan así una nueva vía de atraer o, al menos, retener clientes en un momento en el que el negocio bancario sólo muestra avances sustanciales en el ámbito hipotecario. Ahora bien, conviene que sean prudentes con esta nueva política sobre los depósitos. Estos productos aportan a los bancos una liquidez que ahora no necesitan y su remuneración, por pequeña que sea, les genera costes extra.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin