Opinión

Se habla de la imagen de Marlaska, de fracaso en la próxima Diada, y de la una nueva subida fiscal

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska

Inversión para mejorar la imagen de Marlaska

Es ya público que el Ministerio del Interior gastará medio millón de euros para incrementar y mejorar su presencia en las redes sociales. Hasta ahora, el departamento liderado por Fernando Grande-Marlaska presentaba perfiles en cuatro entornos sociales: Facebook, Twitter, Flickr y YouTube. Pero el uso y aprovechamiento que hace de algunos de ellos era, a todas luces, escaso. Un buen ejemplo es Flickr, donde la última instantánea del Ministerio data de 2018, o Facebook, donde la publicación más reciente de Interior está fechada en enero de 2020. Esta baja utilización contrasta con las de otros organismos que dependen del Ministerio, como la Guardia Civil o la Policía, que sí sacan partido a sus perfiles en redes y se encuentran incluso entre los más populares para los internautas españoles. Con todo, en círculos políticos se comenta que el verdadero objetivo de este nuevo contrato no es aprovechar mejor las oportunidades que las redes sociales ofrecen al Ministerio, sino "limitar y paliar" el desgaste que acumula el propio ministro Marlaska. Tras polémicas como la referida a la devolución de menores a Marruecos, "su popularidad está en horas muy bajas", añaden.

Malas expectativas de la inminente Diada

La Asociación Nacional Catalana (ANC) lleva meses trabajando para que la Diada de este sábado sea un "éxito del independentismo". Con esa idea, se ha diseñado un recorrido "más claro y corto" para la manifestación. También se han eliminado las inscripciones, que fueron criticadas en años previos por los asistentes. A pesar de esos esfuerzos, en la entidad independentista liderada por Elisenda Paluzie no son optimistas. "Pensamos que la participación será mucho menos numerosa que en años pasados", se lamentan en la ANC. Sin duda, la pandemia del Covid es una de las razones por las que más secesionistas se quedarán en sus casas. Pero fuentes independentistas añaden que la concesión de los indultos y la mesa de diálogo también influyen, ya que "desmovilizan" el procés. "La presión en las calles será menor", corroboran desde la ANC.

La subida fiscal que más temen los Ayuntamientos

La nueva ley de residuos, que el Congreso debería aprobar en 2022, podría disparar el coste de la gestión de la recogida de basura. Eso es al menos lo que se temen en muchos ayuntamientos, que ya hablan de que la transposición de la normativa europea incrementará "de golpe" el precio de este servicio público en un 60% respecto al actual.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin