Opinión

Unas imputaciones cada vez más endebles

El ex comisario José Villarejo

El juez del caso Tándem tiene ya en su poder la información de la Seguridad Social que demuestra que la empresa Cenyt, propiedad del excomisario Villarejo, siempre acreditó un funcionamiento plenamente normal y legal.

 No son datos de puro trámite sino una prueba de gran importancia de que Cenyt estaba muy lejos de ser una tapadera para ocultar presuntas actividades ilegales de Villarejo. Al contrario, era una empresa con toda la documentación en regla cuya operativa, además, estaba autorizada por la Dirección General de la Policía. En estas circunstancias, resulta imposible que la contratación de los servicios de Cenyt por parte de Repsol, La Caixa e Iberdrola pueda incurrir en el delito de cohecho que todavía se investiga.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin