Opinión

Reducción inasumible de la semana laboral

Íñigo Errejón, impulsor de la jornada laboral de 4 días

Más País logra que el Gobierno lance un proyecto piloto para implantar la semana laboral de cuatro días. Resurge así una idea que, por su naturaleza y por la crítica coyuntura actual, sólo podría experimentarse en una muestra reducida de empresas y en sectores muy específicos, como el tecnológico.

 Por ello, es inaudito que el Ejecutivo esté dispuesto a dedicar 50 millones a un plan nacional para que las empresas reduzcan su jornada laboral, cuando la crisis ya dejó su productividad en mínimos. Un esfuerzo de esta índole sólo multiplicaría sus costes laborales (se estima un alza del 42%) y el mercado de trabajo sufriría unos daños peores que los sufridos por Francia, cuando hizo este experimento en el año 2000 en una situación económica opuesta a la actual.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin