Opinión

Podemos influir en futuras generaciones

Decisiones claves para mejorar el futuro de los jóvenes

Si algo nos ha enseñado esta pandemia, es la necesidad de reducir nuestra dependencia de mercados externos en productos o equipamientos estratégicos. En este sentido, cada país europeo está desarrollando su estrategia para ello. Pero todos coinciden en la necesidad de independencia y autoabastecimiento nacional, siempre que sea posible, con transferencia de tecnología, desarrollo de tejido industrial y, por supuesto, creación de nuevos puestos de trabajo.

En algunos productos, dicha independencia no es sencilla, debido a la complejidad tecnológica de los productos, como es el caso de los respiradores de cuidados intensivos. Sin embargo hay productos en los que su implementacion pudiera ser menos compleja, como en el caso de las mascarillas autofiltrantes FFP.

Dräger, como grupo empresarial alemán, ha ofrecido a ciertos países la descentralización de su fabricación de mascarillas FFP2 y FFP3. Hasta el momento, se han establecido nuevos centros de producción, tanto en EEUU, Reino Unido como en Francia.

Sin duda, estamos en el momento adecuado para dar impulso a iniciativas privadas para su implementación en nuestro país.

Con los fondos europeos tenemos la oportunidad de gestionar los proyectos estratégicos que puedan impulsar el desarrollo del tejido industrial de la industria en nuestro país. Es nuestro deber como empresarios españoles pensar no solamente en la situación actual, sino en las futuras generaciones, y aportar nuestro granito de arena para poder afrontar situaciones difíciles en el futuro, como las que hemos vivido.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin