Opinión

Se habla del malestar en la Policía que vigila el chalé de Iglesias, de máquinas PCR y de los CDR

Pablo Iglesias e Irene Montero en el Congreso

Iglesias irrita a la Policía que vigila su domicilio

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no tardaron en reaccionar ante una entrevista de Pablo Iglesias realizada la pasada semana en la que el vicepresidente del Gobierno afirmó que los agentes no son fundamentales en la lucha contra el virus. El malestar por esas palabras fue tal que provocó un duro comunicado conjunto de Guardia Civil, Policía Nacional y Ejército en el que ensalzaban su trabajo durante la pandemia. Además la Policía ha remitido una queja al Ministerio de Interior en los mismos términos. Aunque el enfado con Iglesias se antoja general, cuentan que son los policías que vigilan su chalé en Galapagar los que están más irritados. "Es intolerable que nos critique constantemente cuando velamos por su seguridad y la de su familia durante las 24 horas del día", explica un agente de la Policía Nacional. Por lo que se comenta, el resto de policías encargados de patrullar la vivienda de Iglesias y de su pareja, la ministra de Igualdad Irene Montero, comparten el mismo malestar. No obstante, ninguno de ellos espera cambio alguno en la familia a la que protegen. "Alguien como Iglesias, que escribió hace unos años que la Policía son matones al servicio de los ricos, no puede cambiar. Es evidente que una persona así no está a la altura del cargo que ostenta", añaden en el Cuerpo Nacional de Policía.

¿Tiene España paradas las máquinas PCR?

A pesar de que la detección precoz del contagio es clave para evitar la propagación del coronavirus, España sigue cometiendo graves errores, como supone el hecho de tener docenas de máquinas de PCR paradas en plena segunda ola de la pandemia. Así lo dijo la pasada semana el jefe del Grupo de Oncología Experimental del CNIO, Mariano Bardacid, y así lo han confirmado otros muchos científicos y médicos posteriormente. Por lo visto, la falta de medios humanos es lo que está impidiendo que Sanidad recurra a estos aparatos que acelerarían la detección de los infectados. No obstante, la polémica abierta tras las palabras de Bardacid indica que no toda la comunidad científica comparte su opinión.

Los CDR ya se preparan para regresar a las calles

La previsible inhabilitación de Quim Torra que dicte el Supremo supone una oportunidad de oro para que el independentismo más radical vuelva a tomar la calle. Así lo teme la Policía, que se está preparando para hacer frente a una nueva ola de protestas violentas que los CDR ya están convocando a través de internet.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.