Opinión

Se habla de mayor protección en el Sepe, de las adjudicaciones de Colau y de pisos de estudiantes

La alcaldesa de Barcelona Ada Colau

El Sepe se 'protege' ante su reapertura al público

La pasada semana ya se produjeron altercados en algunas oficinas del Sepe. Y eso que aún no habían abierto sus puertas al público. De ahí que el temor que existe en el organismo de empleo ante la reanudación de la atención personalizada, que según dicen en Empleo, podría ser el próximo 6 de julio. Por lo que cuentan, el organismo se prepara para prevenir nuevos conflictos con ciudadanos que acudan a reclamar el pago de los Ertes. Con esa idea, se prevé aumentar el número de vigilantes de seguridad que hay en cada local. Desde el organismo comandado por Gerardo Gutiérrez Ardoy se dice también que son las oficinas de Madrid las que más preocupan por la avalancha de personas que se espera durante los primeros días, tras la apertura de puertas. "No solo se trata de evitar incidentes, sino de asegurar que se mantiene la distancia social en las colas que seguro se organizarán", añaden desde el Sepe. No obstante, estas medidas no han hecho que los funcionarios pierdan el miedo a la apertura de puertas, debido a la desconfianza que les genera la gestión realizada por Gutiérrez Ardoy, del que ya han pedido su dimisión. "A pesar de que los Ertes han hecho que el trabajo se multiplique no hemos recibido ayuda por su parte. La confianza en su gestión es nula", explican desde un sindicato público.  

Nueva adjudicación sospechosa de Colau

A la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, parece no preocuparle en absoluta que una empresa esté investigada por corrupción. Así lo indica al menos que haya adjudicado otro contrato cercano al millón de euros a la firma  Iniciatives i Programes, imputada por ese delito hasta el punto de que 10 antiguos empleados de la compañía tendrán que declarar en breve ante el juez. "El contrato es otra muestra más de cómo Colau sigue adjudicando a dedo los proyectos del Ayuntamiento a sus amigos sin importarle nada más", dicen desde la oposición, donde no esperan ningún cambio de actitud en la alcaldesa de Barcelona.

Desplome en el alquiler de pisos para estudiantes

Las palabras de la ministra Isabel Celaá asegurando que las clases serían presenciales durante el próximo curso no han convencido a muchos universitarios. Sirva para demostrarlo el desplome que, según las inmobiliarias, está habiendo en la demanda de alquiler de pisos para estudiantes. "A estas alturas se reservan muchas habitaciones de cara a septiembre. Pero este año la actividad es prácticamente nula", aseguran desde una agencia. 

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin