Opinión

Se habla de los intentos de dimisión de Illa, de los gastos de Colau y de avalancha en inmobiliarias

El ministro de Sanidad Salvador Illa

Los intentos de Illa de dejar el cargo

La pandemia del Covid-19 ha convertido a Salvador Illa en el ministro estrella del Gobierno de coalición y le ha otorgado un protagonismo que, sin duda, no era deseado por el propio titular de Sanidad. Sirva para demostrarlo que, según se comentó en su día, su nombramiento respondía a la necesidad de que el PSC tuviera presencia en el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Además Miquel Iceta, su valedor, quería que Illa fuera pieza fundamental en la mesa de diálogo entre el Gobierno central y la Generalitat de Quim Torra. De ahí que, según cuentan desde Moncloa, "su falta de experiencia previa en gestión sanitaria ha hecho que todo esto le haya venido muy grande y le haya desbordado", hasta el punto de "poner su cargo a disposición del presidente Sánchez en más de una ocasión". Las mismas fuentes añaden que, de nuevo, ha sido el secretario general de los socialistas catalanes el que ha convencido a Illa para que aguantara y siguiera en el cargo. No obstante, en el entorno del Ejecutivo se considera complicado que el ministro de Sanidad se mantenga mucho tiempo . "Es probable que cuando la pandemia del coronavirus esté controlada, su petición sea aceptada", dicen en su entorno.   

La complicada gestión del alquiler residencial

Fuentes del sector inmobiliario aseguran que tienen "parados" alrededor de 50.000 contratos de alquiler por culpa del Covid-19. "Las restricciones en las visitas para conocer los inmuebles impidió el cierre de muchas operaciones". De ahí que, tras entrar todo el país en la fase 1 (especialmente Madrid y Barcelona), esperan que la actividad se desborde durante las próximas semanas. "Parte de los procesos burocráticos se han hecho en estos dos meses de manera telemática. Pero el confinamiento ha impedido el contacto entre propietario e inquilino, lo que ha hecho imposible cerrar las operaciones", dicen desde una agencia, que, como el resto, se prepara para la avalancha de trabajo que recibirá en cuestión de días.

Insólito gasto de Ada Colau en publicidad

Según el Ayuntamiento de Barcelona casi el 40% de los 6,5 millones de su presupuesto extra para hacer frente a la pandemia se han ido en gastos en publicidad, unos 2,5 millones. Como no podía ser de otra manera, el desglose de esta partida está generando una fuerte polémica en el Consistorio catalán. "Es increíble que Ada Colau gaste más en promoción que en comprar material sanitario", dicen en la oposición. 

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Trullo
A Favor
En Contra

Este le está viendo las orejas al TRULLO.

Puntuación 15
#1
John
A Favor
En Contra

Iceta lleva destruyendo Barcelona vía Colau hace ya muchos años.

Normal que haya destruído vidas en España por tomarse la vida y la sanidad con "filosofía".

Matar por política es la nueva tendencia. Al fin y al cabo los muertos estadísticos pueden subir y bajar a sus antojos.

Lo ideal cuando los vecinos y vecinas se den cuenta de la trampa mortal que representan es que los empaqueten juntos y los lancen al mar (cuando esté permitido el baño en aguas internacionales).

Será un nuevo virus a la deriva.

Puntuación 16
#2
Usuario validado en elEconomista.es
polo_19076
A Favor
En Contra

Se espera una avalancha en la compra de inmuebles y alquileres? Quien va a comprar y alquilar ahora? Tanta gente hay?

Me da que no...

Puntuación 3
#3