Opinión

Se habla de los perfiles falsos de Torra, del temor de los propietarios de pisos y de multas

El presidente de la Generalitat Quim Torra

Los perfiles digitales falsos que avalan a Torra

En estos días ha llamado la atención la enorme cantidad de mensajes en redes sociales que apoyaban la gestión que Quim Torra hace de la crisis del coronavirus y sus continuos desafíos al Gobierno central. Pero la sorpresa no se centra solo en el número (unos 1.600 en Twitter en solo seis horas), sino a que todos ellos eran muy parecidos en su redacción. Esta coincidencia lleva a la oposición en el Parlament a investigar y a sospechar que detrás de esta campaña de apoyo al presidente de la Generalitat está una infinidad de perfiles falsos y de robots que son capaces de multiplicar el número de mensajes en poco tiempo, y lograr así un impacto mayor. Por lo visto el hecho de que más de 600 perfiles masculinos hayan escrito un texto redactado en femenino hace pensar que no son usuarios reales. Además, la circunstancia de que la mayoría de los perfiles no tengan casi seguidores es otra pista que evidencia que detrás de esos nombres no hay personas. Desde la Generalitat dan la callada por respuesta, pero la oposición no ha tardado en decir que "le parece indignante que Torra utilice una pandemia como la del Covid-19 para tratar de sacar partido político de forma tan burda".

Temor entre los propietarios de pisos

Se comenta que las inmobiliarias están recibiendo infinidad de llamadas de los propietarios de viviendas con dudas referidas a si la moratoria que ya existe para los pagos de los créditos hipotecarios se podría extender a los alquileres. Hasta el momento, el Gobierno de Pedro Sánchez se ha negado a tomar dicha medida, ya que es sabedor de que el 95% de los arrendatarios son particulares y, por tanto, también padecen las consecuencias de la crisis actual. Pero, por lo que se comenta en el sector inmobiliario, los propietarios no acaban de fiarse y temen que las cosas puedan cambiar en los próximos días, ante la presión que está realizando Pablo Iglesias y los ministros de Podemos para que así ocurra. "Las continuas llamadas que recibimos solicitando información dejan claro que temen que la moratoria alcance al sector del alquiler", reconocen desde una agencia. 

Multas por abusar a la hora de hacer la compra

La Policía asegura que ha detectado un incremento de personas que intentan hacer la compra en un local alejado de su casa con el objetivo de estar más tiempo fuera de casa. De ahí que estén empezando a sancionar a estas personas con multas de 500 euros para evitar que este tipo de abusos aumenten.  

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

nicaso
A Favor
En Contra

Vamos, ahora a multar a la gente por ir a comprar. El bacalao, tan necesario en situaciones como esta, lo tendría que comprar en el centro de Madrid así que tendría que desplazarme 6 o 7 kilómetros para hacerlo. No lo hago por supuesto, pero obligarme a comprar en el cutre supermercado de la esquina llevándome lo que no compro nunca me parece un abuso. Si quieren llenar las alforjas de los ayuntamientos hagan algo más positivo que perseguir a la gente y jorobarles el salario del mes.

Para hacer las cosas bien deben organizar un reparto casa por casa de un pack alimenticio y sanitario para evitar que la gente salga de casa, pero a palos no.

En cuanto al tema catalán, va siendo hora de que actúen con autoridad y sin tanto miramiento leguleyo. Cesen a este señor de una vez y suspendan la autonomía si va a estar incordiando una vez si y otra tambien. Voté si a esta constitución, a la que algunos políticos se la pasan por el forro, pero no para este teatrillo, para esto le retiro mi voto positivo y les digo NO.

Puntuación 3
#1
Pep
A Favor
En Contra

¿Y quién define lo que es lejos? Yo voy a 3 supermercados normalmente, y ahora lo seguiré haciendo, pues en unos tienen productos que no tienen en otros, además de que unos tienen las cosas más caras. No voy a gastar más dinero en los mismos productos en el más cercano solo porque el otro esté más lejos, hasta ahí podríamos llegar. Esto ya roza el ridículo si es que no lo sobrepasa.

Puntuación 0
#2