Opinión

Deslocalización fiscal de personas y patrimonios

Urge una mejor regulación para evitar los traslados de personas o patrimonios ficticios

Actualmente en España existe un importante problema con las deslocalizaciones fiscales, que pueden afectar a las personas físicas o a sus patrimonios, y que buscan ventajas fiscales de forma fraudulenta. Los traslados ficticios de residencia se producen dentro del territorio nacional para aprovechar las grandes diferencias de tributación entre las Comunidades Autónomas, o al extranjero, para no tributar nada en España. Pero también se puede hablar de la deslocalización fraudulenta en vida, o pensando en el momento en el que se deja este mundo.

En vida, la deslocalización fiscal fuera de España la buscan sobre todo personas cuya actividad profesional exige muchos desplazamientos. Existen ejemplos muy significativos de tenistas o artistas famosos que simulaban residir en el extranjero, a ser posible en un paraíso fiscal. Como la legislación vincula la tributación a la residencia en España, se ha tenido que ir modificando el IRPF para introducir otros criterios, además del relativo a la permanencia de más de 183 días al año en España. Por otro lado, ocultar la realidad a veces resulta muy difícil y el trabajo de la Administración tributaria para descubrir estas situaciones supone dedicar mucho tiempo y recursos, porque las pruebas del fraude se consiguen haciendo un seguimiento exhaustivo de la vida y costumbres de esas personas, probando, por ejemplo, que los hijos van a colegios en España, que se hacen pagos a diario con la tarjeta de crédito, o controlando las entradas y salidas de España con el pasaporte.

La UE debe hacer más esfuerzos para terminar con la utilización de paraísos fiscales

Casi nadie quiere pensar en la muerte, pero algunos sí que lo hacen por motivos fiscales porque les merece la pena simular ficticiamente la residencia en otra Comunidad Autónoma con tal de no pagar impuestos. Esta situación se produce sobre todo por la situación caótica de los dos impuestos que gravan la riqueza en España, el impuesto de Sucesiones y el de Patrimonio. Es importante diferenciar claramente que una cosa es la normativa reguladora, que en el caso de estos impuestos estatales está cedida a las Comunidades Autónomas, y otra muy diferente es la aplicación del sistema tributario por la Administración correspondiente y la persecución de los fraudes cometidos.

Respecto de la normativa, es necesario reflexionar respecto de si las diferencias tan importantes que hay entre Comunidades Autónomas cumple el principio de igualdad establecido en el artículo 31 de la Constitución. Baste el siguiente ejemplo: una persona que posea un elevado patrimonio y que herede de un hermano una vivienda con un valor de 200.000 euros y 600.000 euros en efectivo, deberá pagar, dependiendo de la Comunidad de residencia del hermano fallecido, desde una cuota de 391.672 euros (el 49 por ciento del valor total) a otra solo 375 euros, el 0,04 por ciento. Es decir, 390.000 euros de diferencia a pagar sobre una herencia de 800.000 euros.

Las autonomías receptoras no están interesadas en saber si un traslado es ficticio

Respecto de la aplicación del sistema tributario, no puede existir cierta permisividad de la Administración respecto de las conductas defraudatorias de los contribuyentes, ya que, si así fuera, se estaría haciendo una dejación de funciones. En los supuestos de deslocalización fraudulenta, la Comunidad receptora no tiene ningún interés en comprobar si el traslado es ficticio o no, y la de origen no dispone de la información suficiente para poder demostrar el fraude.

Por todo ello, se debería actuar en dos frentes diferentes. Por un lado, armonizando los impuestos estatales cedidos, en línea con lo reflejado en el informe de la Comisión de expertos para la reforma del sistema de financiación de las autonomías; y por el otro, se tendrían que incluir en el Plan de control tributario de la AEAT de cada año programas específicos de actuación para evitar deslocalizaciones ficticias de personas físicas y jurídicas en otras Comunidades Autónomas.

En relación con el traslado y ocultación de los patrimonios, sobre todo en paraísos fiscales, es necesario puntualizar que para lograrlo se utilizan los instrumentos que tan eficazmente planifican algunos despachos profesionales y grandes bancos internacionales. Basta una simple llamada de teléfono y un coste inferior a los mil euros para que en solo dos días se pueda crear una sociedad offshore en un paraíso fiscal, y que ésta sea titular de una cuenta bancaria en la que se ingresan los importes que se quieran ocultar o blanquear. Este procedimiento tan sencillo hace que los paraísos sean utilizados por las grandes fortunas, futbolistas, artistas, y por todos aquellos que quieran blanquear dinero procedente de cualquier tipo de actividad delictiva, incluida la corrupción.

Existe otro aspecto llamativo que no se puede obviar y es el hecho de que los casos descubiertos de utilización de paraísos fiscales no tengan como origen investigaciones judiciales, policiales, o fiscales, sino que se deban a filtraciones de información. Así ha ocurrido en los muchos casos descubiertos en los últimos años, como el de Banco LGT de Liechtenstein. (2008), Lista Falciani del Banco HSBC (2010), Offshoreleaks (2013), Luxleaks (2014), Bahamasleaks (2016), Futbolleaks (2016), Papeles de Panamá (2016) y Papeles del Paraíso. (2017).

En España se está haciendo todo lo posible para que los paraísos fiscales dejen de ser el refugio del dinero de los fraudes fiscales y de toda la delincuencia, pero las medidas necesarias para terminar con su utilización deben ser aprobadas por los organismos internacionales y por la propia Unión Europea, y hasta ahora han demostrado poca voluntad para hacerlo. Así pues, los paraísos fiscales seguirán siendo el principal instrumento utilizado para la ocultación de los patrimonios.

comentariosforum5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 5

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

VIO
A Favor
En Contra

Interesante constatar que el Sr. José Mª Peláez Martos, Inspector de Hacienda, no considere el permitido robo legal de la administración, con la aplicación de impuestos claramente abusivos, -en el ejemplo que el mismo sugiere Hacienda puede incautar prácticamente el 50% de una herencia que ya ha pagado todo lo que hay que pagar y, que por el deceso de un familiar, tal vez no les quede a sus deudos más remedio que vender su casa para poder abonar estos impuestos claramente fraudulentos. Es natural que el particular que vive directamente en sus carnes estos actos como claramente delictivos, basados en un afán de recaudación excesivo refrendado en leyes hechas a su medida, -lo que se conoce en el argot como robo legal- se ve en una clara situación de indefensión ante estas tropelías y ante estos abusos por parte de la Administración y sus funcionarios, y por tanto busca una puerta de escape asesorado muchas veces por los propios inspectores de Hacienda, ya que los más brillantes y destacados se suelen pasar a la empresa privada. Una empresa paga el impuesto de sus empleados, el suyo, y después, si se reparten beneficios, el de los socios que la forman. De modo que como el Sr. Peláez reconocerá, por partida doble o triple. Y si estos fallecen, se vuelve a pagar. Señor, usted recauda, que es una cosa, pero espero que por el fallecimiento de un familiar suyo le toque pagar lo que nos hemos visto obligados a pagar muchos otros, que nos ha llevado a vender con cierta urgencia bienes raíces familiares. Amigo, hay que poner impuestos con sensatez, virtud que por lo visto no se valora en las oposiciones. Si se quiere robar, el personal se va a sentir desvinculado con esa administración, por otra parte, claramente despilfarradora, y siempre intentará encontrar vías legales para escapar de estos abusos.

Puntuación 12
#1
AROUND THE WORLD
A Favor
En Contra

Así que para igualar la presión fiscal de las comunidades autónomas se penaliza a las de mas baja tributación, para que las mas ineficientes sigan exprimiendo al ciudadano (una vez muerto).

Ya sabemos "de que va esto" "¦.

Puntuación 8
#2
al 1
A Favor
En Contra

Cada cual a hacer lo que considere justo. Por ejemplo, el que considere que los bancos practican la usura, se pueden hacer atracadores. ¿Que broma es esta de acatar las leyes segun me convenga?

Puntuación -4
#3
VIO
A Favor
En Contra

Al 3. El que considera que los bancos practican usura, si es capaz, se pude hacer banquero y aprovecharse de esas condiciones para lucrarse de los demás. Es lícito, ya que estamos en una sociedad de mercado libre. En cambio, frente a una administración que solo piensa en recaudar, el ciudadano de a pie se ve claramente en indefensión legal. Todos sabemos que en los siglos XVIII y XIX los reyes concedían licencias de corso a determinados marinos para saquear cualquier nave que pasara a su vista. El único requisito era pagar puntualmente los impuestos reales. Ahora esta forma de actuación se ve claramente como un abuso y un robo legal, como muchas otras leyes que hacen las autonomías para recaudar todo lo posible con el objeto de derrochar cada día más. Ya saben que cuanto más repartan más votos cautivos tendrán. Creo que lamentablemente para el Sr. Peláez, con Cataluña, País Vasco, Galicia y Canarias que se consideran Comunidades Autónomas Históricas con categoría de país, y Castilla la Mancha, Murcia, etc., que van detrás, lo de armonizar los impuestos va a ser cada día más difícil. Lástima, ya que al final de año los funcionarios de Hacienda se reparten en función de lo que se ha recaudado y de su categoría en el escalafón el aguinaldo que les da su ministerio para que pasen unas buenas navidades. Obviamente, el ciudadano al que han pelado y está con los bolsillos vacíos lo ve de otra manera.

Puntuación 2
#4
Hispano
A Favor
En Contra

Sr. Peláez, de quién cobra Vd. su nómina mensual? De quién dice? Ah, sÑ Ha oído hablar del conflicto de interés? El Leviathan ya se defiende solo, Sr. Peláez, no le hace falta que le salgan a Vd. agujetas en los orbiculares. Váyase a Cuatrecasas, gane un poco de dinero en serio y verá cómo se le pasan estos ataques de amor por la gorra de plato, el látex y el látigo...

Puntuación 3
#5