Todos

Trabajar desde la playa o fines de semana de tres días: los mejores 'trucos' para retener talento

  • En algunos sectores de EEUU, hay mucho más que dinero para el empleado
  • Las compañías se esfuerzan por atraer a los mejores empleados
Imagen: Getty.

En Estados Unidos, un país en el que los trabajadores tienen mejores sueldos que en España, el salario emocional tiene un peso real para los empleados. Pero valoran las recompensas de verdad. Ya no basta con los "viernes casual" en los que se puede ir a la oficina en sudadera.

Tanto startups como empresas tradiconales empiezan a implementar premios para sus trabajadores que pueden parecer caros, pero que a largo plazo merecen la pena, porque aumentarán la productividad de sus trabajadores y los ingresos de la compañía. "La pérdida de productividad por el estrés y el agotamiento de los trabajadores cuesta miles de millones a las empresas cada año", explica Manuela Priesemuth, profesora de gestión en Villanova School of Business, en declaraciones a la CNBC.

El caso Clyde Gruop

Alex Slater es el CEO de Clyde Group, compañía especializada en relaciones públicas. "En el primer año, la empresa perdió a la mitad de su personal. Los empleados trabajaban más de 60 horas a la semana, y estaban descontentos", reconoce el dirigente. Para revertir la situación, la compañía apostó por mejorar las condiciones de los trabajadores.

¿Qué medidas aplicaron? Un máximo de 40 horas a la semana, presupuesto ilimitado para el desarrollo personal de los trabajadores, 150 dólares mensuales para que los trabajadores puedan pagarse el gimnasio o una actividad similar y un programa obligatorio de cinco semanas de vacaciones en las que tienen 5.000 dólares para gastar. "El único objetivo de esas cinco semanas es darnos envidia", explica Slater.

Con la implementación de esas medidas ningún trabajador quiso abandonar la empresa, mejoró el rendimiento económico de la compañía y han logrado atraer a mejores trabajadores. "Atribuyo esos logros a tener un mejor trabajo y una mejor vida", sentencia Slater.

Teletrabajo y playas

Jason Myers era músico y ejecutivo de cuentas, una combinación que le impedía durar mucho en los trabajos. "Hasta que en 2010 fiché por Pittsburgh", destaca, "una empresa que permite trabajar a distancia, incluso desde destinos exóticos". La única exigencia a sus empleados es que obtengan resultados.

Bonanza, una plataforma de comercio online, no permite trabajar a distancia de manera permanente a sus empleados, solo los miércoles. Su ventaja para los empleados -y sus familias- es que todos los meses de febrero les lleva a trabajar a un lugar tropical, y les dan días libres adicionales para que puedan disfrutar al sol.

Se trata, sin duda, de una medida con un alto coste para la empresa, pero que a la larga aseguran que ofrece beneficios. "En febrero siempre registramos una caída de la productividad, pero es sin duda una de las inversiones más valiosas de Bonanza", explica Bill Harding, CEO de la compañía. "Este plan es probablemente nuestra mejor herramienta de reclutamiento", asegura. Además, la voluntad de los trabajadores es mejor gracias a disponer de este beneficio.

Dinero solo para vacaciones

Otra recomensa que empieza a ser habitual es el dinero para gastar solo en vacaciones. Es el caso de SteelHouse, empresa de venta online, que da a cada empleado 2.000 dólares que solo puede gastar en vacaciones. El dinero que no gaste de esa forma lo pierde.

En el mismo sentido, Tsheets le da a sus trabajadores 1.500 dólares al año para que gasten en sus vacaciones, con el único requisito de que durante ese tiempo desconecten completamente.

Ervin & Smith les da una tarjeta regalo con 1.300 dólares a sus empleados para viajar, ya que considera que es una actividad esencial para potenciar la creatividad de sus trabajadores. "No solo ayuda a los empleados a abrir los ojos y obtener nuevos puntos de vista, sino que además les permite ser más positivos y productivos en su vuelta al trabajo", asegura Heidi Mausbach, CEO de la empresa.

Fines de semana de tres días

Algunos directivos, tras ver las ventajas en la productividad de los trabajadores tras volver de fines de semanas largos, han decidido implementar esta medida todas las semanas. Es el caso de SteelHouse, que todos los meses establece un fin de semana de tres días.

Cockroach Labs también ha implantado una semana laboral de solo cuatro días que es muy atractiva para los trabajadores. Rhonda Allison Cosmeceuticals permite a sus empleados cogerse libres todos los lunes.

Otra opción en el mismo sentido es reducir las jornadas de trabajo. Es el caso de eXO Skin Simple, una empresa cuyo horario es de 11 de la mañana a 4 de la tarde, de manera intensiva. "Es suficiente tiempo para hacer todo el trabajo sin perder tiempo", explica el director de marketing de la compañía, Clarke Bowling. "Los trabajadores pueden hacer ejercicio antes de ir a trabajar, hacer las tareas domésticas para tener más tiempo libre al salir del trabajo o dedicarse a trabajar en un proyecto que le apasiones", sentencia.

Los empleados de The Publicity Guy cobran como si trabajasen 40 horas a la semana, pero en realidad solo trabajan 30 horas a la semana, pudiendo elegir su propio horario. "Son más productivis y están dispuestos a trabajar más duro que si trabajasen ocho horas al día durante cinco días a la semana", explica Andrew O'Brien, fundador de la empresa.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado