Todos

El porcentaje de la vergüenza: Las mujeres solo ocupan el 7,5% de los libros de texto

  • La ausencia de mujeres relevantes en los contenidos educativos evidencian que la discriminación sigue siendo una realidad
Madrid

Más mujeres en los libros para lograr una igualdad real. Son muchos los expertos que ponen el foco en la educación para revertir la actual discriminación de las mujeres. De esta forma, a pesar de que las editoriales ya trabajan para cambiar esta situación, la ausencia de mujeres relevantes en los contenidos educativos o la escasez de temas relacionados con los intereses y experiencias de estas evidencian que la discriminación continúa siendo una realidad.

La presencia de las mujeres en los libros de texto va mucho más allá del mero hecho de citar a grandes protagonistas de la historia, sino que se observa también en el número de imágenes masculinas frente a femeninas o un mayor uso del género masculino en ejemplos y textos. Según un estudio llevado a cabo por Ana López-Navajas que analizó 115 manuales de tres editoriales, llegó a la conclusión de que las mujeres aparecían de media un 7,5% en los libros de texto de la ESO.

Esta situación no solo se ciñe a los libros de texto, también en la forma en la que afecta desde un principio a estas alumnas a lo largo de su carrera profesional. Según la Unesco, las mujeres suponen el 28% del alumnado en carreras científicas en el mundo y es así como nace la iniciativa #NoMoreMatildas, iniciada por la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT) que busca recuperar el protagonismo de esas científicas que nunca debieron ser invisibles. Este proyecto afecta a colegios, institutos e instituciones para que "se lleve a las niñas a tener modelos de mujeres y consecuentemente a impulsar vocaciones científicas en ellas", explica Maite Paramio, Vicepresidenta de AMIT.

Maite apunta a que el principal problema de que las niñas no se inclinen ante la rama STEM es la falta de referentes femeninos. La importancia de aumentar la presencia de científicas en los libros de texto conllevaría "presentar la realidad de la ciencia sin los prejuicios que actualmente han hecho que la veamos como una actividad casi exclusivamente masculina", apunta Paramio.

En esta misma línea se posicionaba la ministra de educación Isabel Celaá el pasado mes de febrero al poner en valor el "intenso" trabajo que están realizando en el Ministerio para procurar que las niñas y las jóvenes se acerquen a las áreas STEM. Destacó que uno de los pilares clave en este sentido es la ley de educación (LOMLOE), que tiene como uno de sus principios "el acercamiento de las niñas a la ciencia".

Más mujeres iberoamericanas en los libros

La Organización de Estados Iberoamericanos lanzó el pasado viernes la campaña "#EscribeLaHistoria" para reivindicar a diez mujeres iberoamericanas que no aparecen en los libros de texto. Esta iniciativa consta de un vídeo que traza una línea temporal para destacar sus aportaciones a la historia. Busca aumentar la presencia de mujeres como Egeria, que fue la primera mujer hispana en producir un libro de viajes tras su periplo por Tierra Santa; o Carmen de Burgos, considerada la primera mujer corresponsal de guerra en lengua española, además de una incansable activista por la Ley de Divorcio o el voto femenino a principios del siglo XX.

Esta campaña, en definitiva, gira en torno a un vídeo que hace un recorrido histórico a través del papel que jugaron estas y otras mujeres y un micrositio web con decenas de proyectos e iniciativas llevadas a cabo por la OEI en toda Iberoamérica en los últimos años que cuentan con un enfoque de género.

Educar en igualdad

A pesar de que poco a poco la igualdad de género se va abriendo hueco en la sociedad, todavía queda un largo camino por recorrer en términos de equidad. Educar en igualdad es una de las mejores opciones que hay para que los estudiantes tomen la difícil decisión de hacia dónde enfocar su futuro profesional. Lo más llamativo a la hora de escoger una carrera u otra es el evidente "techo de cristal" que impide que las mujeres lleguen en igualdad de condiciones con sus compañeros a puestos de responsabilidad y gestión. De hecho, solo uno de cada cuatro miembros de un consejo de administración en las empresas españolas son mujeres.

Es por ello por lo que los expertos recomiendan una educación en valores como la igualdad o la equidad. Es decir, es relevante mostrar a los niños y niñas la importancia de la diversidad, destacando que todos tenemos algo que nos distingue y nos hace especiales y que tenemos los mismos derechos y merecemos tratos igualitarios. Por otra parte, a través de la inteligencia emocional y el pensamiento crítico debemos ayudarles a comprender tanto sus propias emociones como las de los demás, identificar conductas o actitudes sexistas o de discriminación y aprender a gestionarlas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin