Todos

De Merkel a Jacinda Ardern: las mujeres gestionamos mejor la pandemia de coronavirus

  • Todas estas dirigentes políticas han destacado por su temprana actuación para frenar la propagación de la covid-19

Hay más estrategias frente a la covid-19 que países en el mundo. Desde que el brote de este virus se empezase a propagar por diferentes regiones, cada uno de los estados fue adaptando diferentes medidas para frenar su difusión.

Muchas de ellas fueron muy similares -medidas de distanciamiento físico, restricciones de movimiento, realización masiva de pruebas, etc.-, pero también es cierto que cada país fue estableciendo sus propios matices, plazos y tiempos de respuesta.

Han sido precisamente esos aspectos los que han hecho que algunas respuestas ante la pandemia hayan sido más exitosas que otras. Algunas de las más alabadas por expertos a nivel mundial tienen algo en común: se han dado en países al frente del cual está una mujer. Desde Asia hasta Europa, haremos un recorrido por aquellas dirigentes que, por su temprana y acertada actuación, han destacado en el panorama global con los mejores desempeños en la atención de la pandemia.

1. Angela Merkel (Alemania).

La canciller alemana, Angela Merkel, fue uno de los primeros líderes europeos en dar la cara en marzo de 2020, refiriéndose a la pandemia con las palabras "Esto va en serio". También en 2020, la revista Forbes la declaró la mujer más poderosa del planeta, mientras que la CNN destacó que Merkel se hallaba entre el grupo de líderes mundiales más efectivos en la gestión de la pandemia. Muchos politólogos y expertos en la materia reconocen que la gestión de la crisis la ha reforzado a ella y a su gobierno de coalición. Sus intervenciones han ido dotadas siempre de transparencia y muchos de sus discursos han tenido una mayor carga emotiva de la que nos tenía acostumbrados, como el que ofreció en diciembre ante el pleno del Bundestag pidiendo a los ciudadanos seguir las restricciones impuestas en Navidad para frenar la expansión del virus.

2. Katrín Jakobsdóttir (Islandia).

La primera ministra de Islandia, Katrín Jakobsdóttir, llegó al poder en 2017 con el firme propósito de recuperar la confianza de los ciudadanos tras varios años de escándalos políticos en el país. Líder del Movimiento de Izquierda-Verde (VG), se define a sí misma como ecologista, pacifista y feminista, lo que le valió para alzarse como la política mejor valorada de Islandia. Sus medidas en materia de covid-19 han ido desde la realización masiva de test gratuitos para detectar el virus y disminuir su propagación, hasta la continuidad de la actividad educativa, reduciendo eso sí el horario en el que los niños acuden a las escuelas, pasando también por un sistema innovador de localización y rastreo y aislamiento de las personas contagiadas. 

3. Erna Solberg (Noruega).

Erna Solberg, jefa de gobierno en Noruega, ya va por su segundo mandato en el país nórdico después de que los ciudadanos la volvieran a elegir en las elecciones de septiembre de 2017. Licenciada en Sociología, Ciencias Políticas, Estadísticas y Economía, la líder del Partido Conservador ha gestionado la crisis de covid-19 apoyándose principalmente en la previsión y en el adecuado manejo del tiempo, estableciendo medidas rigurosas desde las fases más tempranas de la pandemia. Asimismo, Solberg protagonizó también uno de los momentos que se ha hecho más viral en el plano político en los últimos meses: la dirigente ofreció en marzo de 2020 una conferencia de prensa exclusiva para niños en la que éstos pudieron compartir con ella sus inquietudes, a la vez que Solberg trató de calmarles ante la situación de incertidumbre que vivían.

4. Sanna Marin (Finlandia).

La política finlandesa Sanna Marin está acostumbrada a entrar en los rankings, pues es la persona más joven en asumir el cargo de primer ministro en la historia global, así como en la historia de Finlandia. La socialdemócrata no se podía imaginar seguramente que, pocos meses después tomar posesión del cargo, se tendría que enfrentar a la que han calificado como la mayor crisis mundial desde 1945. Licenciada en Ciencias Administrativas, Marin adoptó desde el comienzo de la pandemia medidas de contención parecidas a las tomadas en países de su entorno. Del mismo modo, recurrió a una red de influencers finlandeses para que acercasen las recomendaciones sanitarias al conjunto de la población. También, otro punto a su favor ha sido la garantía de abastecimiento médico por parte de la Agencia Nacional de Abastecimiento de Emergencia (HVK, por sus siglas en finlandés), lo que permitió al país contar con suministros y equipos suficientes para tratar a todos los pacientes.

5. Mette Frederiksen (Dinamarca).

Desde 2019, Mette Frederiksen es la primera ministra de Dinamarca, uno de los países que mejor ha contenido la pandemia en el planeta. Al igual que otras de sus compañeras de cargo, Frederiksen actuó con mucha celeridad al detectar la presencia de covid-19 en el país, cerrando sus fronteras antes que las regiones de su entorno. Asimismo, siguiendo la estela de Erna Solberg, jefa de Gobierno de Noruega, Frederiksen también ofreció una breve rueda de prensa a niños y niñas del país, en la que la mandataria respondió a todas sus dudas acerca del virus. Muchos medios se han referido a Dinamarca como la excepción europea del coronavirus. Y es que el país fue uno de los primeros en Europa en preparar el inicio de la fase de desconfinamiento, abriendo guarderías y colegios a mediados del mes de abril de 2020, una medida que apenas se planteaba ningún otro Ejecutivo por entonces.

6. Tsai Ing-wen (Taiwán).

La política, abogada y profesora taiwanesa, Tsai Ing-wen, ha sido sin duda una de las dirigentes mundiales que mejor imagen ha tenido en los últimos meses por su actuación en materia de coronavirus. El enfoque del país se ha basado sobre todo en una rápida acción para la detección y un férreo aislamiento de los nuevos casos. Ello le ha llevado a tener unas cifras muy bajas de fallecidos y contagiados: según el mapa interactivo del coronavirus elaborado por la universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, Taiwán tiene, a 2 de marzo de 2021, 955 casos de coronavirus y nueve fallecidos. Desde el comienzo de la pandemia, la isla asiática aprobó 124 medidas para evitar la propagación y se apoyó en la tecnología -concretamente en el big data- para controlar la extensión del coronavirus. Ello explica, en parte, que el país dirigido por Tsai Ing-wen no tuviese que recurrir a un confinamiento domiciliario de su población. La CNN -una de las cadenas televisivas de mayor impacto a nivel mundial- calificó su actuación ante la covid-19 como "una de las mejores respuestas del mundo".

7. Jacinda Ardern (Nueva Zelanda).

Por último, terminamos nuestro repaso a las líderes que mejor han plantado cara a la pandemia con la figura de Jacinda Ardern, la primera ministra de Nueva Zelanda. La líder del Partido Laborista propuso una estrategia basada en eliminar la curva de contagios, al contrario que en la mayoría de los países donde las medidas fueron dirigidas a aplanarla. Asimismo, fue capaz de anticiparse e imponer el confinamiento cuando en Nueva Zelanda solo había seis casos confirmados de coronavirus. También cerró las fronteras del país a ciudadanos extranjeros y los neozelandeses que regresaron tuvieron que pasar 15 días aislados en cuarentena. Ardern, graduada en Estudios de Comunicación, ha sido muy aplaudida también en los últimos meses por su forma de difundir información a los ciudadanos a través de su cuenta en Instagram, donde ha mantenido un perfil cercano y responsable en plena pandemia.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Grups
A Favor
En Contra

El país del mundo con más muertos de COVID por millón de habitantes es BELGICA, y tiene PRINERA MINISTRA. Hay un montón de países con excelentes cifras y además grandes dirigidos por hombres, entre ellos Corea del Sur, Canadá, Japón, etc. YA VASTA DE ADOCTRINAR EN EL NACIONALFEMINISMO

Puntuación 1
#1