Next Generation

El consumo y...¡la industria! tiran de la recuperación

Castilla y León atesora el patrimonio artístico y cultural más rico de España. Cuenta nada menos que con nueve conjuntos monumentales patrimonio de la humanidad y otros 1.800 declarados como bienes de interés cultural, más de un centenar de cascos urbanos históricos, medio millar de castillos ó una docena de catedrales.

Si les gusta la época medieval, en esta comunidad autónoma está la mayor concentración de arte románico del mundo. Viajar a Castilla y León es como teletransportarse al pasado glorioso de una rica historia cultural y un espectacular patrimonio. La historia de España no puede entenderse sin el archivo general de Simancas de la Corona de Castilla ó el Tratado de Tordesillas, que posibilitó el descubrimiento de América gracias a la repartición del mundo con Portugal.

Sin embargo y pese a tratarse de la autonomía más extensa de España y de Europa, su PIB sólo alcanza unos 60.000 millones, que la sitúa en la octava economía de nuestro país, la séptima por renta per capital, (24.886 euros), prácticamente igual que la media nacional.

El Gobierno presidido por Alfonso Fernández Mañueco ha sabido gestionar mejor que otros la pandemia. El PIB cayó el año pasado el 7,9 por ciento, casi tres puntos menos que la media nacional, y para este 2021 se espera un crecimiento superior al cinco por ciento. La economía repuntó un sorprendente 17,8 por ciento en el segundo trimestre del año, gracias al vigor del consumo interno, con tasas también próximas al 18 por ciento, así como a la inversión, que experimenta un alza interanual del 25 por ciento.

Hay segmentos como los bienes de equipo que se disparan literalmente el 40 por ciento, mientras que la industria, una de las asignaturas históricas pendientes, crece casi el 30 por ciento. En este aspecto, destaca el sector de la automoción. Renault, que cuenta con factorías en Valladolid y Palencia, acaba de confirmar que construirá sus vehículos híbridos en nuestro país. También es digno de destacar el despegue de la industria de defensa, después de la adquisición de Alestis por parte del grupo regional Aciturri.

El Gobierno espera captar unos 5.000 millones en fondos europeos, para impulsar la digitalización tanto de la industria como del sector agroalimentario, los dos motores de crecimiento. Los Presupuestos para el próximo ejercicio prevén un fuerte empuje tanto a los procesos de digitalización y automatización, como de la economía verde con partidas superiores alrededor del 30 por ciento. Los fondos Next Generation serán una magnífica oportunidad para dar un nuevo impulso sobre unas bases ya sólidas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin