Motor

Sí, te pueden realizar una inspección de ITV en carretera y estos son las sanciones a las que te puedes enfrentar

  • El formato es aleatorio en plena vía pública
  • El objetivo de esto es mejorar la seguridad vial y la protección al medio ambiente

Quizás no te haya tocado, o si quiera lo hayas visto, pero gracias a la AECA-ITV sabemos que en lo que va de año, se han realizado hasta 6.000 inspecciones de ITV con unidad móvil en nuestro país, te contamos en qué consiste y en que sanciones puede derivar.

Estas inspecciones técnicas inesperadas y sin anunciar en los paneles digitales en carretera, llevan funcionando varios años en diferentes países europeos y ahora, llegan a España, algo que hasta ahora solo realizaban los agentes de tráfico cuando detenían un vehículo por posibles irregularidades o mal funcionalidades.

Se tratan de una comprobación a la que pueden ser sometidos todos los vehículos, y son realizadas por la autoridad competente de tráfico o bien bajo supervisión de esta, con el objetivo de garantizar que los vehículos que circulan cumplen la legislación vigente tanto en seguridad como en medio ambiente.

Así es como funcionan estas inspecciones

Estas pueden ser de forma visual o bien con una unidad móvil, en el caso de la visual la realizan los agentes de autoridad, en caso de ser con unidad móvil, se requiere además de la propia unidad móvil, de equipo necesario y personal técnico para la realización de la inspección.

En estas comprobaciones se evalúan: identificación del vehículo, equipo de frenado, dirección, visibilidad, equipo de alumbrado, componentes del sistema eléctrico, ejes, ruedas, neumáticos, suspensión, chasis y elementos acoplados al chasis o emisiones contaminantes.

Además, también prestan especial atención a la sujeción de la carga si corresponde, donde se evalúa si se usa correctamente las medidas adecuadas para al sujeción de la carga según la medida de las fuerzas de tensión, el cálculo de eficiencia de sujeción o verificación de certificados si procediese.

En los casos donde la unidad móvil requiera de una inspección técnica más precisa, el vehículo puede ser dirigido por los agentes de tráfico hasta la estación de ITV fija más cercana para su inspección.

Qué ocurre si se detectan fallos en una inspección de carretera

Si los fallos detectados son graves o muy graves, estos deben ser subsanados y, posteriormente, presentar el vehículo en una estación de ITV fija para la comprobación de su correcta subsanación. En caso de que esta inspección detecte que el vehículo circula con la ITV caducada, se impondrá la sanción correspondiente de 200 a 500 euros, y el vehículo deberá ir directamente desde la detención, a la estación fija de ITV más cercana para realizar la inspección técnica correspondiente.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud