Motor

Probamos el nuevo Skoda Superb: una cómoda berlina con abundante espacio interior

  • Las primeras unidades llegarán a nuestro país este mismo mes

Conducimos por primera vez la cuarta generación de la berlina de Skoda. Un vehículo con un amplísimo espacio interior y una comodidad extraordinaria. Conoce todas nuestras impresiones al completo de este vehículo de casi 5 metros de longuitud.

Con una historia de casi 100 años, el modelo original del Skoda Superb se presentó al mundo en 1934. Contaba con un motor de seis cilindros en línea y una cilindrada de 2.492 cm3, acoplado a una caja de cambios de solamente 4 velocidades. 80 años después, poco queda de eso en esta nueva generación, la cuarta.

El nuevo Skoda Superb es una elegante berlina de 4,9 metros de largo que ofrece un amplísimo espacio interior y cuenta con una gama de motores actualizada de tres motores gasolina (una de ellas microhibridada) y dos diésel, aunque posteriormente tendremos una motorización con etiqueta 0. Dentro de esta variedad de propulsores, también encontramos opciones con tracción a las 4 ruedas. Este nuevo Superb, se actualiza tanto por dentro como por fuera, con una gran capacidad tecnológica y un coeficiente aerodinámico de los mejores del sector.

En esta ocasión el coche de la prueba montaba la motorización 1.5 TSI con tecnología mild-hybrid lo que le permite contar con la etiqueta Eco de la DGT. Cuenta con una potencia de 150 CV y caja de cambios automática, una combinación perfecta para ser la gama superventas en nuestro país.

El diseño del Skoda Superb

El exterior del Skoda Superb se ha actualizado con pequeños cambios, eso sí mantiene la distintiva parrilla octogonal clásica de la marca checa. Los faros delanteros, ahora son de Matrix LED por primera vez en el Superb mientras que los traseros son LED opcionales. Entre medias de estos faros posteriores están las letras de la marca, una solución que solemos ver últimamente en otros modelos mientras que en la parte delantera encontramos el logotipo en el capó, ambas denominaciones en color cromo.

El diseño exterior también ha sido rediseñado para conseguir una mejor resistencia aerodinámica consiguiendo un coeficiente de solamente 0,23 Cx, uno de los mejores del segmento. A pesar de esto, la línea exterior del vehículo sigue la estética de la anterior generación, con una imagen limpia y elegante. Para completar, la marca incluye seis colores metalizados y dos sólidos y respecto a las llantas se pueden configurar desde las 16 pulgadas (de serie), hasta las opcionales de 19".

Pasando al interior el Superb se ha actualizado tecnológicamente y ahora incluye una pantalla de infoentretenimiento de hasta 13 pulgadas. La consola central está completamente despejada gracias a que la palanca de cambios ha sido reubicada a la columna de dirección. Acompañando al 'infotainment' encontramos un cuadro digital de 10,25 pulgadas, con tecnología Virtual Cockpit, configurable con varios aspectos e informaciones que puedes ir cambiando. Como opción está el Head Up Display, perfecto para no perder la visión de la carretera y con información como la velocidad o las señales de velocidad máxima.

Respecto a los asientos Ergo y la posición de conducción, son confortables y tienen una buena sujeción lateral. Se pueden ajustar electrónicamente y cuentan con función de masaje con diez cojines de masaje controlados neumáticamente. En la mencionada consola central, bajo la pantalla aparecen los Smart Dials, una solución de tres ruletas que combinan tecnología con botones físicos y con los que puedes configurar la climatización y los modos de conducción.

En el interior también están los famosos Simply Clever de Skoda. Hasta 28 funcionalidades como un clip para el ticket, un limpiador de pantalla o unos apoyos en los reposacabezas para descansar en los asientos traseros son algunos de estos. Hablando de las plazas traseras, son realmente cómodas, con un exagerado espacio para las piernas para que dos adultos viajen verdaderamente a gusto. En estas plazas existen aireadores y cargadores de tipo C. Pasando finalmente al maletero, cuenta con un espacio de 645 litros. Un espacio sinfín para guardar todas las maletas que hagan falta. Cuenta con una tela que permite tapar lo que hay en el interior para una mayor privacidad.

Mecánica del nuevo Skoda Superb

Como mencionaba antes, el nuevo Skoda Superb va a contar con seis motorizaciones diferentes. Tres gasolina de 150 CV (con microhibridación), 204 CV y 265 CV; dos diésel de 150 CV y 193 CV y una híbrida enchufable, disponible ya en la versión Combi (familiar) y que llegará en los próximos meses, de 204 CV, que permite hacer hasta 120 kilómetros en modo 100% eléctrico. Todas estas motorizaciones cuentan con tracción delantera, excepto las más potentes de gasolina y diésel que cuentan con tracción a las cuatro ruedas. En este caso sí que la totalidad de las motorizaciones cuentan con caja de cambios automática DSG.

La motorización que nos tocó probar, la gasolina mild-hybrid de 150 CV cuenta con un motor 1.5 TSI y un par motor de 250 Nm. Este motor va acompañado por un sistema de alternador de arranque de 48 voltios y una batería de iones de litio de 48 voltios, lo que le permite tener la etiqueta Eco de la DGT. La batería está situada debajo del asiento del acompañante, lo que hace que no se pierda espacio interior. La gran aerodinámica y el motor eléctrico hace que baje su consumo hasta los 5,2 litros cada 100 km en WLTP, aunque más tarde hablaremos de los consumos que realizó durante la prueba.

Cuenta con el sistema DCC Plus, un sistema de control de chasis dinámico que ofrece una combinación entre confort y dinamismo durante la conducción. A partir de dos válvulas controladas independientemente por amortiguador, controla por separado las etapas de rebote y compresión. Puedes configurarlo en cada uno de los modos de conducción en hasta 15 niveles para una mayor personalización. Este equipamiento está disponible como opción desde el nivel de acabado Selection y viene de serie en el L&K. Más tarde hablaremos de los acabados.

El nuevo Skoda Superb en movimiento

Una vez te sientas en el asiento del conductor el término 'comodidad' es el que más se adecua a la conducción de este vehículo, desde el confort del asiento con una posición relajada y neutra, a la entrega de potencia, rigidez del volante o tacto de los pedales. Un coche con el que se pueden hacer kilómetros y kilómetros sin que pesen en ningún momento. A pesar de contar con el sistema DCC, el coche no busca un gran dinamismo, sino simplemente divertirte de vez en cuando quieras darle algo más de caña al vehículo.

La entrega de potencia es buena y el motor de serie con 150 CV y microhibridación creo que es un completo acierto. Ya que además de contar con la etiqueta Eco, la potencia es suficiente para realizar cualquier adelantamiento o para salir rápidamente de cualquier salida cuando sea necesario. La sincronización de la caja de cambios DSG es realmente buena y exprime esos 150 CV de forma estupenda. Cuenta con levas detrás del volante para hacer más divertida la conducción.

Respecto a la suspensión tiene un gran tacto en un término medio entre sentir la carretera y no ser excesivamente dura. Aunque pueda acercarse más a la dureza que a la suavidad, como mencionaba, no se hace pesada y transmite de forma excelente la carretera y las irregularidades de esta. Al ser tirando a rígida, no encuentras en ningún momento balanceos de la carrocería.

Cuentas con 5 modos de conducción: Sport, Eco, Comfort, Normal e Individual. Durante la prueba tratamos de realizar una conducción al uso como un día cualquiera utilizando el modo de conducción Normal y consiguiendo registros que rondaban los 6 litros cada 100 kilómetros.

Equipamiento y precio del nuevo Skoda Superb

Pasando a hablar del equipamiento existen tres niveles de acabado disponibles en el nuevo Superb y cada uno de ellos tiene diferentes Design Selections. El acabado básico es el Essence, el siguiente el Selecction y finalmente el L&K. Cada uno, como mencionaba, cuenta con diferentes Design Selections que hace que haya hasta siete diferentes configuraciones interiores en total. En cada uno de los Design Selections dentro de cada acabado, las variaciones vienen del color de la tapicería y las superficies del interior.

Cuenta con asistentes de última generación como el Front Assist o el Crossroad Assist para alertar al conductor del tráfico que cruza. También cuenta con ayuda para el aparcamiento con sensores 360º y cámara delantera y trasera que hacen más fácil el aparcamiento, aunque, eso sí, las cámaras no son de la mejor calidad posible. Aunque si de aparcamiento hablamos, este Superb monta un asistente de aparcamiento inteligente que puede aparcar de forma automática en plazas perpendiculares y paralelas.

Vayamos con lo importante, el precio. Este nuevo Skoda Superb sale de serie con un precio de 41.900 euros sin descuentos en acabado Essence y con la motorización microhíbrida que pudimos probar. Su versión más cara monta el acabado L&K y el motor gasolina de 265 CV y tracción 4x4 que se va hasta los 58.900 euros. Los pedidos ya están abiertos y las primeras unidades llegarán a nuestro país en este mes de junio.

Datos del Skoda Superb 2024

  • Motor: 1.5 TSI con microhibridación
  • Potencia: 150 CV
  • Par máximo: 250 Nm
  • Caja de cambios: automática DSG de 6 velocidades
  • Consumo: 5,2 litros cada 100km
  • Tracción: Delantera
  • Longitud: 4,92 m
  • Anchura: 1,85 m
  • Altura: 1,48 m
  • Número de asientos: 5
  • Capacidad del maletero: 645 litros
  • Precio base: 41.900 euros
WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud