Motor

Primera prueba BYD Seal U: un SUV 100% eléctrico con el que puedes recorrer hasta 500 kilómetros

  • Cuenta con un motor eléctrico delantero de 214 CV
  • El interior destaca por la gran calidad de acabado

Probamos por primera vez el BYD Seal U, un SUV 100% eléctrico con el que recorrer hasta 500 kilómetros. Además cuenta con una buena potencia y un correcto funcionamiento dinámico. Estas son nuestras impresiones del nuevo SUV de la firma china.

El patrocinador de la próxima Eurocopa de futbol 2024, ha comenzado este año con ganas de más, tras un 2023 donde la marca china presentó en España un total de 5 vehículos. BYD sigue buscando crecer en Europa después de la apertura de una nueva planta en Hungría, contar con más de 250 puntos de venta en Europa y esperan tener más de 500 a finales de año.

Pero hablando de coches, la firma china arranca su 2024 con un nuevo vehículo para su gama, el BYD Seal U, un SUV del segmento D que llega para completar la gama SUV junto al TANG y el ATTO 3. Este último, protagonista en nuestro país, ya que la venta número 1.000 de la firma china, en España, fue de este modelo. Un logro que se consiguió hace apenas un mes.

Así es el diseño del BYD Seal U

Ya con el Seat U entre manos, empecemos hablando de su diseño. Este sigue la línea 'Ocean Aesthetic' propia de la marca, tomando como referencia alusiones del mundo marino. El frontal está protagonizado por unos faros LED en forma de U tumbada, parecidos a los del Seal, que le otorgan una mirada agresiva y un diseño general en forma de X.

Pasando al lateral encontramos unas llantas de 19 pulgadas, disponibles en los dos acabados disponibles, Comfort y Design, además de líneas de diseño muy marcadas desde el frontal hasta la parte trasera. Ya en esta, destaca el diseño de la firma lumínica que une los dos faros traseros con una tira LED. Una solución que también encontramos en los demás modelos de BYD.

El interior destaca la calidad de los productos y la de los acabados. Cuenta con la famosa pantalla de BYD giratoria, una buena solución, ya que permite mayor personalización de la conducción al conductor. En el acabado tope de gama, el Design, es de 15,6 pulgadas, mientras que en el Confort es de 12,8.

Acompañando a esta pantalla, está la instrumentación digital de 12,3 pulgadas, desde la que puedes acceder a varios sub-menús como la climatización o el consumo, mientras que en los laterales puedes seguir viendo la velocidad y la regeneración de la batería. En mi opinión, en esta pantalla encontramos demasiada información y puede llegar a no ser clara del todo, aunque debido al gran tamaño de esta, se disimula en comparación a otros modelos de la marca. El acabado Design cuenta con Head Up Display, con grandes números; muy cómodo.

Respecto a los asientos, de serie son de tipo bucket con regulación eléctrica, aunque son algo duros bajo mi punto de vista. En la parte trasera destaca el gran espacio interior sumado al techo panorámico (de serie) que aporta una mayor sensación de amplitud. Todo esto va acompañado de la falta de túnel de transmisión, lo que permite que incluso un tercer viajero se encuentre cómodo en la plaza central. En estas plazas también se puede regular el asiento en tres posiciones para ir más recto o tumbado. Respecto al maletero, cuenta con un buen espacio, ya que tiene 552 litros de capacidad.

Finalmente hablar de la personalización del vehículo, con seis colores exteriores, cinco gratuitos y uno con sobrecoste (color rojo) y los interiores también configurables en dos acabados diferentes, en negro y en blanco. Ambos acabados interiores son configurables con cualquier color exterior.

La mecánica del SUV eléctrico

Hablando a las mecánicas, el nuevo modelo cuenta con un motor eléctrico delantero de 214 CV para los dos acabados, mientras que las baterías sí que cambian dependiendo de estos. El de base, el Comfort, cuenta con una batería de 71,8 kWh que te permite hacer hasta 420 kilómetros en WLTP, mientras que el acabado Design, la batería es de 87 kWh y su autonomía oficial alcanza los 500 kilómetros.

No podemos olvidar hablar de la e-Platform 3.0, la arquitectura sobre la que está montada este coche. Esta es una arquitectura innovadora que cuenta con las Blade Batery, con la tecnología Cell to Pack, que permite aprovechar mejor el espacio destinado para las baterías, además de ser más seguras que las tradiciones de litioferrofosfato.

Esta arquitectura también incluye bomba de calor (de serie en ambos acabados) que funciona entre los -20 y los 60ºC y acondiciona la batería dependiendo de la temperatura exterior para mejorar la autonomía en hasta un 20%. Esta arquitectura es muy peculiar ya que es extremadamente polivalente, debido a que puede acoger vehículos con diferentes batallas y tamaños y transmisiones delanteras, traseras o 4x4.

Respecto a los consumos, en el acabado Comfort es de 19,9 kWh y en el Design de 20,5 kWh. Durante la prueba conseguimos incluso bajarlos, aunque más tarde hablaremos de esto. Pasando al tiempo de carga, el acabado Confort admite una potencia en corriente continúa de 115 kW y se carga del 30 al 80% en 27 minutos. El tope de gama, el Design, admite hasta 140 kW y se carga entre esos mismos porcentajes en 28 minutos. También cuentan con posibilidad de cargarlo por corriente alterna a 11kW y con carga bidireccional de serie de hasta 3,3 kWh.

Conozcamos el Seal U en carretera

Ya en movimiento, la unidad que probamos fue la del acabado Design y el recorrido de la prueba fue sobre todo por carretera, aunque también pasamos por alguna vía secundaria. Durante el trayecto, resulta un coche realmente cómodo de conducir, con potencia suficiente para lo que se le puede exigir a un vehículo de estas características.

Respecto a la dirección y la suspensión, ambas son cómodas sin llegar a ser excesivamente sobre asistida la primera o blanda la segunda, aunque si buscas algo más de rigidez, el modo Sport te lo proporciona. Hablando de los modos, se ofrece con tres: Sport, Normal y Eco. Además, también cuenta con dos modos de regeneración y todos estos se pueden escoger a partir de dos pequeñas palancas a los lados de la palanca de cambios.

Aunque no todo es bonito, ya que la rigidez del vehículo no es la mejor con algunos balanceos cuando la carretera no está en las mejores condiciones, o el punto del acelerador y del freno, el primero algo blando y el segundo todo lo contrario.

Como antes he mencionado, durante la prueba, utilizando el modelo con acabado Design, conseguimos un consumo de 16,2 kWh (20,5 kWh en WLTP), conduciendo en el modo Normal y con el modo de regeneración más suave. Con una conducción tranquila, es fácil rondar el consumo WLTP, o incluso bajarlo como ha sido nuestro caso. Eso sí, algo que jugó a favor de este Seal U fueron algunas carreteras secundarias en bajada que permitían, sin pisar el freno, ir a una buena velocidad regenerando constantemente la batería.

Estos son sus precios

Para acabar, hablemos del precio. La versión Comfort sale desde los 42.290 euros, mientras que la Design lo hace por 45.790 euros. Si tenemos en cuenta los descuentos por financiación, el Plan Moves III y achatarramiento, los precios bajan hasta los 32.080 euros y los 35.580 euros, respectivamente. Además, por la compra de alguna de las dos versiones cuentas con una tarjeta de recarga con 400 euros de saldo, una tarifa especial para clientes BYD de 0,45 euros / kWh y un año de suscripción gratuita en cargadores Zunder (oferta válida hasta el 30 de abril de 2024).

Respecto a la garantía se ofrece con 6 años o 150.000 kilómetros, además de tener 8 años o 200.000 kilómetros de garantía para la Blade Batery, el motor y unidad de control.

BYD Seal U Design

  • Motor: eléctrico, delantero
  • Potencia: 214 CV
  • Tracción: delantera
  • Par máximo: 330 Nm
  • 0-100 km/h: 9,6 s
  • Velocidad máxima: 175 km/h (autolimitada)
  • Consumo: 20,5 kWh
  • Longitud: 4,79 m
  • Anchura: 1,89 m
  • Altura: 1,67 m
  • Peso: 2.147 kg
  • Asientos: 5
  • Capacidad maletero: 570 litros
  • Precio: 45.790 euros
WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud