Motor

Los fabricantes españoles de puntos de recarga elevaron su negocio un 13% pese a reducir la producción

  • El 83% de los puntos fabricados en España se dedican a la exportación
  • Aedive prevé que la fabricación en 2024 crezca un 20%, hasta los 425.000 puntos de recarga
  • La inversión en 2023 creció un 50%, hasta los 330 millones de euros
Punto de recarga de vehículos eléctricos. Foto: EE

El negocio asociado a la movilidad eléctrica no deja de crecer. La electromovilidad, además de llevar aparejadas fuertes inversiones de capital, está dando sus frutos. Por lo menos en lo que se refiere a los fabricantes españoles de puntos de recarga.

Este sector cerró el año pasado con una facturación de 339 millones de euros. Un guarismo que supone incrementar en un 13% la cifra de negocio que este sector logró en 2022, cuando logró una cifra de negocio 300 millones de euros, según datos del anuario de movilidad elaborado por la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (Aedive).

Ahora bien, pese a este incremento del negocio, no ha ocurrido lo mismo con la fabricación de puntos de recarga. En 2023 se produjeron en España un total de 354.000 puntos de recarga, lo que supone 6.000 menos que un año atrás. De hecho, esta cifra también supone inclumplir la propia previsión que manejaba Aedive de cara al ejercicio 2023, cuando estimaba que podían llegar a producir 480.000 unidades.

Del total de estos puntos de recarga fabricados en España, el 97% de ellos correspondían a unidades de baja potencia, mientras que el 3% restante eran de alta potencia

Además, el 83% de estos puntos de recarga fabricados en España se destinaron a la exportación, cuatro puntos porcentuales menos en comparación con 2022, cuando el 87% de la producción nacional se destinó a mercados extranjeros. Entre los principales destinos de exportación de los puntos de recarga que se fabrican en España destacan algunos nuevos como Jordania, Turquía, países árabes o Australia.

De cara al ejercicio 2024, Aedive estima que la producción de puntos de recarga aumentará un 20%, lo que supondría alcanzar cerca de los 425.000 postes.

Crece la inversión

De otra parte, la inversión se situó el año pasado en los 330 millones de euros, un 50% más en comparación con los 220 millones invertidos en 2022.

Lo que también se incrementó durante el año pasado fue la ratio de uso medio de estos puntos de recarga. En 2023 la utilización media se situó en el 6,3%, lo que supone algo más de 2 puntos porcentuales en comparación con el año anterior.

En cuanto a la inversión media de la facturación dedicada al I+D, esta también se redujo en 2023. El año pasado se destinaron 70 millones de euros a I+D, es decir, el 20,6% de los ingresos totales. En 2022, la facturación media dedicada al I+D era del 25%, lo que supuso cerca de 75 millones de euros.

Otro dato destacable del anuario es el consumo eléctrico en la recarga de los vehículos eléctricos, que supuso, en 2023, un total de 640 GWh, de los que 92 GWh se consumieron en la recarga pública y el resto en vinculada. Ese consumo equivale al que realizan al año 200.000 hogares y unas emisiones evitadas de 500.000 toneladas de CO2.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud