Motor

Preacuerdo entre General Motors y UAW: fin a la huelga y aumento salarial del 25%

  • El conflicto laboral le ha costado a la firma 800 millones de dólares
Huelguistas a las puertas de una planta de Ford. Bloomberg.

General Motors y el sindicato United Auto Workers han llegado a un principio de acuerdo tras seis semanas de huelgas convocadas por el sindicato automovilístico. Ambas partes han pactado finalizar el proceso de negociación colectiva, por lo que GM se convierte en la última firma del sector ubicada en Detroit que está muy cerca de una resolución del conflicto con los asalariados.

A la espera de que este principio de acuerdo sea ratificado por los miembros de UAW, el contenido del mismo es similar a los pactados por Ford y Stellantis en los últimos días. En este sentido, el preacuerdo para los próximos cuatro años y medio, incluye un aumento salarial del 25%, así como un incremento de los bonus por 'coste de vida' (cost of living allowance, en inglés) durante, según ha informado Bloomberg este lunes.

Por su parte, CNBC destaca que las negociaciones se llevaron a cabo a lo largo de la noche del domingo al lunes. El medio de comunicación estadounidense señala, asimismo, que el pacto entre GM y UAW ha tomado como referencia los acuerdos logrados entre el sindicato, Ford y Stellantis, los cuales han elevado el salario máximo a los 40 dólares la hora, e incrementan en un 68% el sueldo de las nuevas incorporaciones hasta los 28 dólares la hora.

El sindicato cosecha así otro preacuerdo después de haber desplegado una nueva estrategia de presión y negociación bajo el liderazgo de Shawn Fain, basada en las huelgas selectivas y en la interlocución simultánea con el 'Big Three' de la industria automovilística de EEUU. Este plan contrasta con la línea de acción tradicional de UAW, basada en la concentración de esfuerzos en una única empresa hasta la consecución de un acuerdo, el cual se utilizaría como base para la negociación con la siguiente firma.

Por su parte, General Motors consigue un principio de acuerdo que pone fin a una huelga en la que han participado 5.000 asalariados y que le ha costado a la empresa, según informó Financial Times el pasado 24 de octubre, alrededor de 200 millones semanales, es decir, 800 millones de dólares. En este sentido, las acciones de la empresa aumentaron un 3.9% durante el pre-mercado, si bien en estos momentos cotizan plano, corrigiendo un 0,17%.

En definitiva, parece que el histórico conflicto laboral, que ha contado con la participación de Joe Biden apoyando a los sindicalistas, está cerca de acabar. Así las cosas, según informó Investing recientemente, Deutsche Bank calculó que el gasto relativo al acuerdo asciende, en el caso de General Motors, a los 7.200 millones de dólares, mientras que en el caso de Ford se sitúa en los 6.200 millones de dólares. Finalmente, para Stellantis supone un coste de 6.400 millones de dólares.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud