Motor

Volta Trucks logra un pedido de 300 camiones eléctricos

  • El encargo le reportará unos ingresos de 85 millones de euros

Volta Trucks, el fabricante sueco de camiones eléctricos, ha anunciado su primer pedido de 300 unidades, que le reportarán 85 millones de euros en ingresos.

La compañía, que mostró su interés por los terrenos de Nissan en la Zona Franca de Barcelona, iniciará la producción en serie de su camión eléctrico Volta Zero a comienzos del segundo trimestre de 2023 en la factoría austriaca de Steyr. Los clientes de este pedido de 300 camiones completamente eléctricos se dividen entre grandes y pequeñas empresas, según ha podido saber este medio de fuentes corporativas. El consejero delegado de Volta Trucks, Essa Al-Saleh, ha explicado que este pedido "cubre una parte significativa de nuestros objetivos de producción para 2023, incluso sin que los clientes hayan realizado pruebas piloto de los vehículos.

Según confirmó el fundador y presidente ejecutivo de Volta Trucks, Carl-Magnus Norden, en una entrevista con este periódico el pasado mes de abril, la renuncia a producir en la Zona Franca de Barcelona se debió a que "teníamos que estar en el consorcio y después teníamos que ganar la licitación. Además, es muy importante para nosotros poder entrar en el mercado rápidamente, para asegurarnos de que podíamos tener un impacto en poco tiempo, y en este caso de la planta de Nissan no veíamos que pudiéramos ir tan rápido aquí como en Austria".

Llegada a Madrid

La compañía sueca también tiene previsto establecer este año en Madrid una red de instalaciones de servicio y mantenimiento, tras haber hecho lo propio en París y Londres. Todo ello tras haber cerrado 2022 con una plantilla de 700 empleados, lo que supuso un incremento del 200% en tasa interanual.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.