Motor

Peugeot 308 SW PHEV, el familiar más dinámico con etiqueta "0 emisiones"

  • Ofrece versiones diésel y de gasolina pero también cuenta con dos opciones híbridas enchufables
  • Nuestra prueba corresponde a la versión de 180 CV que combina un gasolina de 150 CV con un eléctrico de 110
  • Su autonomía en modo eléctrico es de 60 km
El Peugeot 308 SW proporciona un comportamiento muy dinámico en carretera

Nuestra prueba de esta semana corresponde al Peugeot 308 SW, un vehículo de carrocería familiar, versátil pero con un estilo muy dinámico, que en esta versión hibrida enchufable cuenta con la etiqueta "0 emisiones". Una buena alternativa para moverse con estilo y sin limitaciones.

La marca francesa ha configurado una interesante propuesta de modelos que cubren la mayor parte de las necesidades de los usuarios. Y lo ha hecho desde un punto de vista más elegante y premium, con clase. Los nuevos coches de Peugeot no pasan desapercibidos dentro del mercado.

Por un lado las variantes más pequeñas, los 208 y su variante todocamino 2008, ofrecen un gran estilo y mecánicas que junto a los diésel y gasolina habituales añaden una interesante oferta 100% eléctrica. Son coches que están teniendo una gran acogida en el mercado.

En la gama compacta, la que nos ocupa esta semana, ofrece su 308 como un modelo de referencia por su comportamiento dinámico, que también se ofrece con una bonita y dinámica carrocería de tipo familiar. Y para completar su gama en este segmento compacto dispone del 3008, una propuesta de tipo SUV sobre la misma base del 308.

El mercado de los vehículos del segmento compacto, los vehículos en torno a los 4,5 metros de longitud, se halla muy repartido entre los todocamino y los vehículos convencionales. Sus ventas varían notablemente en función del modelo y la marca hacia uno u otro tipo de vehículo.

El i-cockpit, con su volante más pequeño, permite una conducción muy cómoda.

Sin embargo, el que es un mercado constante a través de los años es el de los modelos con carrocería familiar. Y ese mercado es el que ataca este 308 SW, que aporta como características fundamentales unas mecánicas muy eficientes y un diseño espectacular.

Etiqueta "0 emisiones"

Peugeot completa su gama con el modelo tope de gama, la berlina 508 que proporciona un vehículo que supera el mercado de las berlinas generalistas y está muy próxima a los modelos premium por su estilo y su dinamismo, pero también por su equipamiento de lujo. Esta opción más grande cuenta igualmente con una variante de carrocería familiar e incluso una opción de altas prestaciones, el PSE desarrollado por Peugeot Sport, también con mecánica híbrida enchufable, tracción 4x4 y 300 caballos.

Pese a que los modelos de tipo familiar no tienen una gran acogida en el mercado español, Peugeot ha apostado muy fuerte por este segmento, primero con el 508 en la parte más alta del mercado y ahora también con el 308. Esta versión 308 SW que hemos probado esta semana es un ejemplo de cómo se puede conseguir hacer que un coche grande y voluminoso pueda parecer más pequeño y ligero, proporcionando un aspecto muy dinámico.

La clave está en su menor altura, solo 1,44 metros, la parte final de su techo en caída y sobre todo unas líneas muy estilizadas. Todo eso puede parecer sencillo, solo hay que bajar el techo, pero el problema es que hay que lograr habitabilidad interior, sensación de espacio y que no parezca que vamos agobiados. Pues bien, los técnicos de la marca francesa han conseguido ese pequeño milagro, hacer un coche muy dinámico y al mismo tiempo que sea bastante espacioso.

Este nuevo Peugeot 308 SW representa una versión a escala del espectacular 508 SW, el familiar grande de Peugeot.

El acceso al interior del vehículo es un poco limitado, tanto delante como detrás. Hay que tener cuidado con la cabeza y la superficie del techo, más aún en las plazas traseras. Pero una vez dentro ya no tendremos ese problema y la sensación de espacio es suficiente. Y lo que gana es en versatilidad de uso. Gracias a su gran portón, de accionamiento eléctrico en esta versión, tenemos más posibilidades de uso, de poder llevar cosas más grandes en su parte trasera.

Su puesto de conducción, al menos a mí, me resulta muy agradable. Es el conocido i-cockpit que destaca por dos grandes pantallas del cuadro de instrumentos y la consola central, pero sobre todo por su volante bastante pequeño. Y ese es el punto clave. Si vemos el coche por primera vez nos parecerá muy pequeño, pero en cuanto usemos el coche unos pocos kilómetros veremos que el tamaño del volante se adapta perfectamente a la conducción. Lo mejor es que al cambiar de coche y volver a uno de tamaño normal, se echa de menos el no tener ese volante.

Bastantes botones

Un detalle que me gusta, y se lo comento en cada coche, es que todavía tiene botones para gestionar algunos de los sistemas, pese a que lógicamente su pantalla es táctil. Pero no hay que estar "pegándose" todo el día con la pantalla para conseguir subir la temperatura o para ajustar el volumen o buscar una dirección en el navegador. El coche está bien terminado, con buenos materiales y resulta muy vistoso,

Está basado en la misma plataforma del 308, la EMP2 pero ampliada, lo que permite ofrecer una mayor distancia entre ejes. El resultado de esta ampliación es que cuenta con más espacio para las piernas de los ocupantes de las plazas traseras. Con respecto al modelo compacto, también se gana algo de espacio en las plazas traseras en lo que a la cota de altura se refiere. También hay una mayor sensación de espacio por el volumen que genera su parte trasera familiar.

Su batería de iones de litio situada bajo el piso del maletero proporciona 60 km de autonomía eléctrica.

Sobre todo aporta un maletero más grande. Supera los 600 litros, mientras que si se pliegan los asientos de la segunda fila se alcanzan los 1.650 litros de capacidad. Estas son las cifras de las versiones diésel o gasolina, mientras que en el caso del híbrido enchufable pierde unos 60 litros porque en el fondo del maletero se sitúa la batería. Junto a esta, contamos con un hueco ideal para llevar los cables de recarga.

Proporciona una gran conectividad gracias al sistema Peugeot i-Connect que incluye la función Mirroring inalámbrica que permite interactuar con dos teléfonos vía Bluetooth al mismo tiempo. También destaca el sistema de navegación i-Connect Advance y el mando de reconocimiento vocal "OK Peugeot" que permite acceder fácilmente a las diferentes funciones del sistema de infoentretenimiento.

Gran dinamismo

Es una opción intermedia muy útil para aquellas personas que necesitan un vehículo versátil para usar cada día en la ciudad. Y por supuesto que tengan un punto de recarga de fácil acceso ya sea en casa o en el trabajo. Con 60 km de autonomía homologada, permite un uso diario en ciudad sin tener que utilizar el motor térmico. Poca gente hace 60 km en la ciudad a diario, y en este uso más de ciudad y si hacemos una conducción más suave podremos llegar hasta los 70 km recorridos.

En este uso urbano tendremos un coche sin límites de circulación por su etiqueta "'0 emisiones". Y en función de nuestra tarifa contratada supondrá un notable ahorro. Y cuando se trata de salir de viaje, tendremos la autonomía máxima, lo que permite evitar el problema principal que tienen los vehículos eléctricos, la falta de infraestructura de recarga.

El Peugeot 308 SW es muy dinámico, muy bajo y también ancho, lo que proporciona una magnífica estabilidad.

El vehículo ofrece tres modos de conducción en los que se combina el uso del sistema híbrido con la deportividad. Así, los modos disponibles son tres, Sport, Hybrid y Eléctrico, con los que el vehículo se adapta a lo que quiere el conductor en cada momento. También el selector es muy sencillo de utilizar, junto a la palanca del cambio automático de ocho marchas.

El coche es muy bajo, como la variante de carrocería compacta, y eso hace que siempre circule muy pegado al suelo. Además, la posición baja de la batería, en la zona del maletero, hace que su comportamiento sea muy agradable, sin balanceos de carrocería. También su mayor distancia entre ejes hace que circule con mas aplomo y mejor asentado sobre el asfalto. Otro aspecto destacable es que resulta muy silencioso, incluso funcionando con el motor térmico, con el que la opción de hacer grandes viajes es muy aconsejable.

Sin duda una opción muy interesante la del 308 SW para aquellas personas que necesitan un coche versátil, con espacio, en el que se pueden dar cabida 5 personas y con un generoso maletero. Es como un 508, por mecánica y por estética también, pero algo más pequeño y también más económico.

En cuanto a su precio, esta variante híbrida enchufable parte de los 35.400 euros y se puede acoger al Plan Moves. Además, la marca francesa propone este vehículo mediante un alquiler a largo plazo con el sistema Move to hybrid que ayuda a dar el salto a la tecnología híbrida. En este caso, un 308 SW de gasolina tiene un coste de 255 €/mes mientras que la primera cuota es de 4626 euros. Sin embargo, si lo que se adquiere es una versión híbrida enchufable la cuota es la misma de 255 €/mes pero la primera cuota es de 4028 €. Además, en esta cuota se incluye un punto de carga para el vehículo. Todo ello gracias al plan Moves III, cuyo descuento ya está incluido en esta oferta.

70 años de familiares

Peugeot lleva muchos años apostando por los vehículos con carrocería de tipo familiar. El primer modelo con esta carrocería se remonta al año 1949 cuando se lanzó el 203 familiar. En aquel momento se trataba de una carrocería en fase embrionaria y nadie sabía realmente si habría una clientela para este tipo de coches. Pero la marca del león estaba tan segura de su éxito que más adelante lanzó también una versión del 203 Break y una variante comercial.

Un coche muy versátil, con un maletero que supera los 600 litros en las versiones térmicas (548 litros en este PHEV).

Tras el éxito logrado por este modelo, en 1956 se lanzó el 403 que también se ofreció en versiones familiar y comercial. Y en 1962 fue sustituido por el 404 igualmente con las dos opciones de carrocería, la berlina y la familiar, que aportaba más espacio de carga y mejor versatilidad. Desde entonces la marca francesa siempre ha ofrecido vehículos de este tipo, con carrocería familiar, en el mercado del vehículo compacto.

Ficha técnica

Peugeot 308 SW PHEV

Motor de gasolina: 4 cilindros en línea

Potencia máxima: 150 CV

Cilindrada: 1.598 cc

Combustible: gasolina

Motor eléctrico

Potencia 110 CV

Potencia combinada: 180 CV

Par motor combinado: 360 Nm

Velocidad máxima: 225 km/h

Aceleración de 0 a 100 km/h, 7,7 segundos

Tracción: Delantera

Consumos homologado WLTP en ciclo combinado 1,1 litros.

Autonomía eléctrica: 60 km.

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,63 x 1,85 x 1,44 metros

Capacidad maletero: 548 litros.

Peso en vacío: 1.720 kg.

Precio: 35.400 euros.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

kkk
A Favor
En Contra

Emite el doble de CO2 que un gasolina en modo gasolina y cuatro veces más en modo eléctrico. Las pistolas dicen que cero emisiones. Atropellada la ciencia, lo de atropellar personas ya no es delito, será obligación pues otra utilidad no tiene.

Puntuación -2
#1
yomismo
A Favor
En Contra

Tu comentario emite mucha tontería, supera el límite permitido. Una vez atropellada la razón, la sin razón no tiene límite, de ahí que acabe concluyendo, que está justificado atropellar a las personas.

Puntuación 2
#2
Hetairoi
A Favor
En Contra

Vaya cachalote de compacto familiar. En varias webs objetivas el bicho sin batería por autovía no baja de 7 litros.

Menudos publirreportajes se está gastando Peugeot... Saben jugar en la liga de los premium

Puntuación 0
#3