Motor

La historia del Bentley Bacalar se acaba con sus 12 unidades fabricadas

  • Bentley Bacalar, una "barchetta" biplaza espectacular de la que solo se han construido 12 unidades
  • Al entregar las últimas cuatro unidades, ya construidas, terminará este proyecto
Una carrocería espectacular de tipo "barchetta" para un modelo biplaza de ensueño

Bentley decidió hacer 12 unidades de un vehículo en el que los usuarios eran los grandes protagonistas. 12 vehículos, todos ellos diferentes y adaptados exactamente a los gustos de cada uno de sus afortunados propietarios. Coches hechos a mano por el departamento Mulliner de la marca británica. 12 joyas modernas del automóvil.

El Bacalar representa la máxima expresión del lujo al aire libre en el automóvil con una carrocería de dos asientos. Fue, además, el primero de una nueva serie de proyectos hechos a medida de los clientes pero que también ha permitido el regreso a la construcción de carrocerías por parte de Bentley Mulliner, el carrocero más antiguo del mundo.

Pero este proyecto Bacalar ya está cerca de su finalización. Ya se han entregado ocho de los 12 vehículos a sus propietarios y los otros cuatro restantes ya están terminados y por ello solo pendientes de su entrega final. Esto va a permitir que este reconocido y exclusivo departamento pueda ponerse en marcha con el siguiente proyecto de vehículos hechos a mano que pronto se desvelará.

Hay que tener en cuenta que estos son coches artesanales, hechos a mano por los mejores especialistas. De ahí que cada unidad requiera unos seis meses para ser construida. Y es que cada una de las 12 unidades del Bacalar se han construido siguiendo hasta el más mínimo detalle las exigencias de sus propietarios. Son coches de lujo, hechos a medida, como si fuera un traje o una camisa...

Este es el interior de la unidad que se mostró en el Festival de Goodwood, de la que ya disfruta su propietario.

Bacalar ha cobrado vida gracias a Bentley Mulliner para proporcionar a sus clientes un vehículo de carrocería excepcional. Destaca por un diseño "Barchetta", es decir sin techo, con una carrocería completamente nueva y muy musculosa. En ella, lo más llamativo son sus formas redondeadas en la parte trasera del vehículo, siguiendo la estela de los asientos.

Exclusividad

Pero sin duda la clave de este modelo, y lo que le hace único, pese a fabricarse 12 unidades, es la casi inagotable variedad de detalles exclusivos, de color, de terminación o de diseño usados. Y es que el desarrollo de cada vehículo ha sido el trabajo conjunto del equipo de Mulliner y sus diferentes artesanos con los propietarios. Y todo ello partiendo de una hoja en blanco.

Cada carrocería de fibra de carbono está acabada en un color personalizado para cada cliente. No hay dos coches iguales. Todos emplean llantas de 22 pulgadas con caras pulidas, radios satinados en gris oscuro y otros detalles para complementar el exterior.

La responsable de Materiales y Acabados, destaca que diseñar un Bacalar es un ejercicio de imaginación, con el material, el color y el acabado de prácticamente todas las superficies interiores y exteriores a medida. Y nos deja algunos ejemplos muy claros: independientemente de su estilo personal, ya sea especificando su Bacalar con una llamativa pintura exterior Yellow Flame sintetizada con ceniza de cáscara de arroz, o un verde musgo más sutil que refleje la herencia de Bentley o creando una tela única, el Bacalar nos ha brindado todas estas oportunidades.

Estos son 6 de los 12 coches que conforman este proyecto Bacalar de Bentley, todos ellos muy diferentes.

Los materiales sostenibles y de origen ético previstos en el prototipo EXP 100 GT ahora se han hecho realidad en varios Bacalar. Entre ellos, pintura que contiene ceniza de cáscaras de arroz, una forma sostenible de ofrecer un bonito acabado metálico, lana británica natural o madera muy antigua.

Festival de Goodwood

Uno de los Bacalar terminados se mostró en el Festival de Goodwood durante el cual fue entregado a su nuevo propietario por el presidente y director ejecutivo de Bentley, Adrian Hallmark. Se trata de un Bacalar acabado en color Sunset Orange a medida, con ruedas tricolores personalizadas en gris oscuro satinado con caras pulidas y detalles en negro brillante que brindan un contraste audaz con el exterior vibrante.

Los centros de los faros van pintados en el mismo color de la carrocería, las rejillas de ventilación del capó son de fibra de carbono satinada, como los espejos retrovisores exteriores. La fibra de carbono satinada se utilizó en otras partes del vehículo, añadiendo aún más exclusividad.

Su habitáculo acabado en blanco y negro, con detalles en naranja mandarín, crea un llamativo interior contemporáneo. Un acabado técnico de fibra de carbono satinado encapsula a los ocupantes en una burbuja. Cada panel y detalle del interior se hizo mediante cuidadosas combinaciones de cuero y Alcántara en blanco, negro y naranja, metales brillantes y satinados en acabados negro, tinte oscuro y cromo. Y se hicieron unas maletas a juego con esta terminación.

Un coche hecho a medida por la división Mulliner de Belntle para 12 afortunados propietarios. No se h ahecho público ni el precio del coche ni el destino de cada una de estas 12 unidades. Lo que sí ha dicho Benltley es que en cuanto se entreguen los cuatro coches aún en la sede de Crewe procederán a desvelar el siguiente proyecto exclusivo de Mulliner.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin