Motor

Cuestión de visibilidad: los innovadores sistemas de visión del Coche del Año en Europa, el Kia EV6

  • Uno de los "full-electric" de la firma coreana elimina las "zonas ciegas" alrededor del coche gracias a su diseño y a sus sistemas de asistencia
El innovador sistema de intermitente "digital", que nos ofrece una visión perfecta del temido ángulo muerto.

La escalada de Kia hacia la excelencia ha sido constante y visible en la última década. No en vano, su último lanzamiento, el futurista SUV cupé eléctrico EV6, galardonado como Coche del Año en Europa en 2022, reúne todas las tecnologías, algunas de ellas exclusivas de la firma coreana, en lo que respecta a la visibilidad de la carretera, por los cuatro puntos cardinales, del conductor.

El Kia EV6 es un compendio de diseño y tecnologías desde el punto de vista de la seguridad.

Kia lleva mucho tiempo trabajando e innovando en una cuestión esencial como es la perfección de la visibilidad del conductor de un coche, y no solo al frente, como es lógico, sino a sus costados (para evitar las temidas zonas ciegas) como a su espalda. El sorprendente EV6, que llegó hace solo unos meses casi de puntillas, pero que se ha revelado como uno de los grandes nuevos modelos del último año (de hecho, ganó el perseguido premio del Coche del Año en Europa 2022), es un prodigio de tecnología y ayudas a la conducción, e incorpora los resultados de las investigaciones de los ingenieros de Kia en los últimos años en ese campo.

El concepto de "visibilidad total" del Kia EV6 engloba desde el diseño del parabrisas, el capó y los montantes al planteamiento de la instrumentación o de la posición de conducción, pasando por la incorporación de un sistema de pantalla frontal (HUD) con tecnología de realidad aumentada, y de un conjunto de cámaras y asistentes que ayudan al conductor a visualizar todo lo que ocurre a su alrededor.

El 90% de la información que recibimos mientras conducimos un coche procede del sentido de la vista, a través de la superficie acristalada de nuestro vehículo, de los retrovisores y de sus pantallas de información. Por ello, es fundamental que el modelo, tanto desde el punto de vista del diseño como del de la implementación tecnológica, tenga como objetivo la más perfecta visibilidad al volante posible, con una disposición adecuada de la información que se ofrece al conductor y diferentes sistemas que amplíen sus capacidades, elementos clave para circular con seguridad.

Diseño: la "zona ciega" del capó

El diseño de las formas exteriores de un automóvil responde a muchos factores y uno de ellos es ofrecer una buena visibilidad. El Kia EV6 presume de una silueta contemporánea y aerodinámica, con unos inclinados montantes A que se han diseñado para afectar poco a la vista en los cruces y rotondas.

El corto capó permite una gran visibilidad hacia el suelo, algo muy importante para ver todo lo que sucede en el entorno cercano del vehículo –por ejemplo, un niño- cuando maniobramos o circulamos a baja velocidad. Al contrario de lo que suele suceder en la mayoría de SUV y Crossover, el Kia EV6 tiene una "zona ciega" por delante del capó muy pequeña.

Posición de conducción elevada: ver "más allá"

El estilo todocamino cupé del EV6 otorga al conductor una posición de conducción elevada que le permite ver "más a lo lejos" y por encima del tráfico. Esto ayuda al conductor a anticiparse a todo lo que pueda suceder por delante y tener más tiempo de reacción para evitar una situación de peligro.

La doble pantalla curva del Kia EV6, hoy por hoy una de las mejores del mercado.

Salpicadero e instrumentación: pantalla curva doble

El esbelto y minimalista salpicadero, y la avanzada pantalla curva de la instrumentación y el sistema de infoentretenimiento también juegan a favor de la visibilidad. Las pantallas curvas dobles de 12,3 pulgadas (31 cm) están cubiertas con un vidrio reforzado químicamente que mejora su visión. Su amplio diseño de alta definición proporciona una visibilidad clara y sin obstáculos, al tiempo que ofrece menús y visuales intuitivos.

Frente al conductor hay una pantalla personalizable que muestra informaciones como la velocidad, la autonomía restante o el nivel de carga. Junto a ella hay una pantalla central que combina los sistemas de navegación, infoentretenimiento y menú. Estas dos pantallas sin marco cuentan con una película reductora de luz y funciones de "auto-brillo" para facilitar la visibilidad en todas las condiciones de luz.

HUD con realidad aumentada: indicaciones "más allá" del morro

El avanzado sistema de pantalla frontal (HUD) con tecnología de realidad aumentada permite al conductor del Kia EV6 recibir informaciones importantes sin apartar la vista de la carretera. Mediante comunicación entre el GPS y la cámara instalada, el sistema HUD proyecta las indicaciones del sistema de navegación sobre el parabrisas, como si estuvieran en la carretera a 7,5 m de distancia por delante del coche. La visualización de realidad aumentada y las dos pantallas proporcionan toda la información que el conductor necesita para una conducción agradable e inspiradora, sin tener que desviar su atención.

El conductor, por una vez, es el rey en el habitáculo de un modelo, en este caso el Kia EV6.

Guerra total al ángulo muerto

El temido ángulo muerto que se genera en la zona izquierda trasera siempre ha sido uno de los grandes problemas de visibilidad de un vehículo. En esta zona sin visión puede "esconderse" un coche que circula por detrás de nosotros y que por arte de magia negra está ahí "siempre" que se nos olvida mirar antes de adelantar.

El EV6 incorpora dos innovadores sistemas que asisten al conductor para eliminar esta zona ciega. Los sistemas de visualización del ángulo muerto (Blind-Spot View Monitor BVM) y el asistente para evitar colisiones en el ángulo muerto (Blind-Spot Collision Avoidance Assist BCA) garantizan que los cambios de carril se realicen de forma segura en todo momento. El pasivo BVM actúa como un segundo par de ojos al eliminar los puntos ciegos del conductor en ambos lados. Este sistema muestra una vista de alta definición de lo que sucede en esa zona en la instrumentación digital de 12,3 pulgadas (31 cm) del EV6, que se convierte en un espejo retrovisor digital, tanto a la izquierda como a la derecha del cuadro, cuando corresponda, en el momento en que activamos el intermitente correspondiente. El activo BCA utiliza sensores de radar para advertir al conductor de los vehículos que se aproximan; si existiera riesgo de colisión durante las maniobras de cambio de carril, el sistema activaría los frenos.

Sistemas de asistencia a la conducción: cámaras, radares e infrarrojos

El Kia EV6 dispone de un completo conjunto de sistemas de asistencia a la conducción que evalúan lo que sucede alrededor del coche. Sus cámaras, radares e infrarrojos son "ojos" digitales que siempre están alerta para complementar las capacidades visuales del conductor, detectar situaciones de peligro, informar al conductor y actuar en consecuencia.

El campo de visión de un ser humano es de 120°, que pueden llegar hasta los 180º gracias a la visión periférica (aquello que detectamos por el "rabillo del ojo"). Este ángulo se va reduciendo drásticamente con la velocidad por el efecto túnel: a 65 km/h se reduce hasta los 70 grados, a 100 km/h baja hasta 42° y a partir de 130 km/h llega a solo 30°.

El Kia EV6 nos ayuda a detectar lo que pasa a nuestra izquierda y derecha con sistemas como el Asistente de conducción en autopista, que ajusta la trayectoria del coche cuando un vehículo adyacente se acerca demasiado al nuestro y el conductor no lo detecta. Por otro lado, el sistema FCA (Forward Collision-Avoidance Assist) de Kia incluye ahora las funciones de giro en cruces (Junction Turning) y travesía de cruces (Junction Crossing), destinadas a proporcionar la máxima seguridad preventiva en esas situaciones. Si se activa el intermitente del EV6, el sistema avisaría al conductor si existiera riesgo de colisión con un vehículo que se aproxima. Del mismo modo, el sistema avisa si hay riesgo de que se acerquen vehículos por la izquierda o por la derecha cuando el conductor atraviesa un cruce en línea recta.

El EV6 también "ve" lo que sucede por delante de nosotros, lo que le permite detectar un atropello o una posible colisión por alcance, alertar al conductor y frenar para evitarla o minimizar sus consecuencias. El EV6 también detecta a los coches que tenemos por delante y mantiene la distancia con ellos, mientras que la tecnología LFA (Lane Following Assist) mantiene el vehículo en su carril. El control inteligente de crucero, basado en la navegación con control de curvas (NSCC-C), puede reducir la velocidad del vehículo en las curvas y restablecerla cuando las condiciones lo permitan.

Este modelo también tiene "ojos" en su parte trasera. El asistente de seguridad trasera para tráfico cruzado avisa al conductor si hay coches o peatones circulando por detrás de él, y si existe riesgo de colisión, frena automáticamente.

Cámaras de marcha atrás: función indispensable desde el minuto 1

La cámara de marcha atrás con guías dinámicas también supone una ayuda a la hora de aparcar o de salir de un estacionamiento. Una vez que un conductor se acostumbra a su uso, la echa de menos cuando se sube a un coche que no dispone de ella.

Visión 360: la brutal vista de pájaro

El sistema de visión del entorno (Surround View Monitor SVM) del Kia EV6 muestra una imagen de 360 grados alrededor del coche. En la pantalla de infoentretenimiento vemos nuestro coche a vista de pájaro, con todo lo que sucede a su alrededor, lo que facilita el aparcar en paralelo y circular por pasos estrechos. Desde la primera vez que accedes a este sistema de ayuda al aparcamiento, no volverás a mirar por los retrovisores o por la visión a ras de suelo de las cámaras convencionales.

Iluminación inteligente: la importancia de que te vean a ti

Una de las claves en la seguridad de un vehículo es la capacidad de ver y ser visto. El Kia EV6 cuenta con el nuevo Sistema de Iluminación Frontal Inteligente (Front-lighting System IFS), una tecnología que permite que cada LED se ilumine de forma independiente para ofrecer una precisa experiencia de iluminación al conductor. El IFS detecta a los vehículos alrededor y permite al conductor viajar permanentemente con las luces largas, sin riesgo de deslumbrar al tráfico que se aproxima. Una cámara de visión delantera con tecnología de reconocimiento de vehículos atenúa o aclara automáticamente cada LED individual, lo que mejora la visión frontal del conductor y, en tiempo real, protege del deslumbramiento a los vehículos que se aproximan.

Contra la fatiga: somos humanos

Uno de los grandes enemigos de la visión es la fatiga, que reduce todas nuestras capacidades sensoriales. El detector de fatiga del conductor (Driver Attention Warning DAW) determina el nivel de atención del conductor analizando su patrón de conducción y el tiempo que lleva al volante. El sistema recomienda una pausa mediante un mensaje de advertencia en la pantalla de la instrumentación cuando el nivel de atención del conductor cae por debajo de "1" en una escala de 5.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.