Motor

Maserati MC20 Cielo: la firma del Tridente le 'quita' el techo a su nuevo superdeportivo

El nuevo Maserati MC20 Cielo en acción.

Maserati acaba de presentar por todo lo alto el lanzamiento del MC20 Spyder, que porta el sugerente apellido 'Cielo'. Se trata de la versión alternativa al Maserati MC20 Coupé, que la firma italiana lanzó en 2020, un superdeportivo de espectacular diseño que monta un motor denuminado 'Nettuno', con una configuración en V, dos turbocompresores y seis cilindros con un cubicaje de tres litros que genera 630 CV y e 730 Nm de par.

La línea de diseño del Maserati MC20 Cielo es, si cabe, aún más brutal que la del Coupé.

Estamos llegando a tal nivel en el segmento de los superdeportivos que lo menos 'noticiable' en el lanzamiento de un nuevo modelo o versión de estos 'coches de nuestros sueños' el motor, los caballos, las prestaciones, es casi lo de menos. En el caso del Maserati Cielo porque el ya famoso motor Nettuno ya es conocido tras su montaje en el MC20 Coupé, y porque el diseño de la segunda versión del superdeportivo de la firma del Tridente se 'come' cualquier otra mirada o demanda de atención.

El espectacular techo transparente (o no) del MC20 Cielo visto desde dentro.

Porque solo hay que echar un primer ojo al Maserati MC20 Cielo para que no podamos quitarlo de su elemento más 'prescindible': el techo. El nuevo Spyder de la firma del tridente monta un techo de cristal retráctil accionado eléctricamente, la máxima expresión de la excelencia tecnológica, con una tecnología de cristal inteligente PDLC (Polymer-Dispersed Liquid Crystal), que aclara u oscurece el techo hasta volverlo transparente u opaco en un instante a voluntad del conductor. Dicho techo, único en su género, mide 90,9 centímetros de largo, 61,5 de ancho y dispone de una superficie de medio metro cuadrado (5.268 cm2).

El interior del MC20 Cielo tampoco deja dudas de su perfil premium.

Para accionar dicho techo basta con pulsar un botón en la pantalla tácil central, y en solo 12 segundos se abre o se cierra con un 'espectáculo visual', que sin duda atraerá las miradas de todos los presentes, cuando la enorme tapa del motor se abre en casi 90 grados para permitir la entrada del techo de cristal, que queda alojado sobre el motor.

El diseño del techo también garantiza un aislamiento térmico perfecto y una reducción de las emisiones de ruido en el coche, que se convierte en un referente dentro de un segmento en el que los techos retráctiles suelen ser de lona o de chapa.

Las puertas y la tapa del maletero abiertas, en una estampa espectacular.

Color Acquamarina

El Maserati MC20 Cielo presenta más características exclusivas en lo que respecta al diseño como, por ejemplo, un nuevo color tricapa denominado 'Acquamarina', que puede seleccionarse como parte del programa de personalización Fuoriserie. Con dicho color, la integración del MC20 Cielo con el entorno ya es prácticamente integral con el medio, y en especial, lógicamente, con el cielo como techo.

Con las lógicas modificaciones en la carrocería para convertir el MC20 Coupé en un Spyder, la línea de diseño del modelo es, si cabe, aún más afilada, más aerodinámica, que su hermano techado. Las tomas de aire para refrigerar el motor Nettuno se han ido extendiendo por la tapa del motor de forma tan disimulada como eficaz, de tal forma que la experiencia visual integral no deja de sorprender, se mire por donde se mire la nueva versión del modelo.

Solo 65 kilos más

Cuando un coupé se transforma en descapotable, el aumento de peso suele representar un serio obstáculo. Innovadora por naturaleza, Maserati ha conseguido limitar el peso y conservar el carácter deportivo impreso en el ADN del MC20.

Los diseñadores e ingenieros del MC20 Cielo han conseguido que el lógico aumento de peso al evolucionar una versión Coupé hacia una Spyder haya sido solo de 65 kilos, un logro posible gracias a un trabajo meticuloso y de gran precisión realizado durante las fases de diseño del vehículo. Al limitar el incremento de peso a unos 60 kilos, Maserati ha mantenido en el MC20 Cielo el dinamismo y la sensación de placer al volante que proporciona el Coupé. Además, el chasis de fibra de carbono garantiza una rigidez torsional a prueba de curvas, con lo que proporciona una extraordinaria manejabilidad tanto en la carretera como en los circuitos.

El Maserati Ghibli convertible de 1969.

Un nuevo segmento

El nuevo Spyder amplía la gama del MC20 y reintroducirá a Maserati en el segmento de los deportivos convertibles, de los que atesora un buen puñado de magníficos modelos en su historia. La marca pretende ampliar su oferta para cubrir el segmento de los descapotables, que representa el 35% del mercado mundial de superdeportivos. Además, con ocasión del lanzamiento, el MC20 Cielo está disponible también en versión PrimaSerie Launch Edition, una serie limitada de 60 modelos con equipamiento exclusivo. Y aunque no se sabe precio, nos puede dar una pista el precio del MC20 Coupé: 243.400 euros.

La superpegatina que como opción puede adornar la tapa del motor del Cielo.

Y un gran tridente... como opción

Poca duda queda de que el Maserati MC20 Cielo es un modelo único. Quien opta por hacerse con un superdeportivo de estas características, además de querer disfrutar a tope de sus increíbles prestaciones, busca también que quede claro a su entorno, conocido o no, la posesión de un modelo tan espectacular. Porque no hay que olvidar que se trata de todo un Maserati. Una marca plena de historia, tanto en la calle como en el circuito, con triunfos incluidos en los albores de la Fórmula 1. ¿Y cuál es el famoso símbolo de la firma de Módena? Justo, un espectacular tridente que podemos lucir con un gran adhesivo en la tapa del motor, hecho de titanio mate revestido de una capa de barniz transparente... de modo opcional.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin