Motor

Mazda sale de pérdidas en su ejercicio fiscal 2022 tras ganar 608 millones de euros

La automovilística japonesa Mazda cerró su ejercicio fiscal 2022, comprendido entre los meses de abril y marzo, con un beneficio de 81.557 millones de yenes (608 millones de euros), lo que supone dejar atrás las pérdidas de 238,7 millones de euros registradas en el ejercicio fiscal anterior.

Estas ganancias dejan atrás las estimaciones que tenía la compañía al principio del ejercicio fiscal, cuando estimaba que tendría unos beneficios de 55.000 millones de yenes (264,1 millones de euros).

El beneficio operativo de la compañía se situó en los 104.227 millones de yenes (776,7 millones de euros), mientras que en el mismo periodo del ejercicio anterior el beneficio operativo de la automovilística se situó en los 8.820 millones de yenes (66,5 millones de euros).

La facturación registró un alza del 8,3% en tasa interanual, hasta los 3,12 billones de yenes (23.266 millones de euros). Asimismo, las ventas mundiales de Mazda alcanzaron los 1,25 millones de unidades, lo que supone un 3% menos en tasa interanual.

Previsiones

De cara al ejercicio fiscal 2023, Mazda estima que tendrá unas ganancias de 80.000 millones de yenes (596 millones de euros), lo que supondría un descenso del 1,9% en tasa interanual.

Además, Mazda estima que tendrá un beneficio operativo de 120.000 millones de yenes (894 millones de euros), lo que equivaldría a un alza del 15,1% en comparación con el ejercicio fiscal 2022.

La multinacional nipona prevé alcanzar una facturación de 3,80 billones de yenes (28.316 millones de euros), un 21,8% más en tasa interanual. Asimismo, Mazda estima que en este ejercicio fiscal las ventas mundiales alcanzarán los 1,34 millones de unidades, un 8% más en comparación con 2022.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.