Motor

BMW iX M60, la mítica sigla "M" se pasa al eléctrico

  • Cuenta con dos motores con hasta 610 CV de potencia combinada y pasa de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos
Pocas diferencias en su estética, solo algunos detalles en color negro para dar un estilo más deportivo.

Solo una semanas después de la presentación en España del nuevo BMW iX, el todocamino grande y 100 % eléctrico de la marca alemana, se presenta la variante más deportiva y firmada por la división de vehículos de altas prestaciones, BMW M. Se trata del iX M60, un vehículo con el que aumenta su potencia combinada entre los dos motores hasta los 619 caballos con la función overboost y que gracias a su batería de 110 kWh permite una autonomía prevista en el ciclo WLTP de hasta 566 km.

Con la presentación de este modelo, el iX M60, BMW completa al menos por el momento su gama del todocamino grande y 100 % eléctrico que ahora cuenta con tres opciones diferentes en su gama, el iX Drive 40, el iX Drive 50 y, como tope de gama, este nuevo M60 que no llegará al mercado hasta el próximo mes de junio. esta nueva versión más deportiva se ha presentado en el CES de Las vegas.

Todos los modelos de esta nueva familia iX incorporan la misma configuración mecánica, basada en una plataforma completamente nueva para coches solo eléctricos. Una plataforma desarrollada específicamente para posicionar las baterías en la parte más baja del vehículo y que siempre cuenta con dos motores, uno en cada eje. La diferencia entre todas las versiones está en los motores que utilizan.

Su interior muy simple y con una gran pantalla que ofrece mucha información al conductor.

Dos motores

En todos los casos, un BMW iX siempre lleva delante el mismo propulsor de 258 caballos que garantiza siempre una tracción óptima en cualquier terreno. Las diferencias entre los tres modelos están en su motor trasero, que es el que siempre mueve el vehículo. Mientras que en la variante de acceso, por llamarle de alguna manera, ese motor posterior tiene 272 caballos, esta cifra aumenta hasta los 313 caballos en la variante iX Drive 50. Pues bien, en el caso de la nueva variante M60, aumenta la potencia de este eje posterior hasta los 489 caballos.

Con ello permite una potencia combinada máxima utilizable durante unos segundos de 619 caballos. Esta cifra de potencia es una puntual, ya que solo se puede tener en un momento determinado y conduciendo en el modo Sport. En condiciones normales utilizando el coche regularmente la potencia máxima que ofrece es de 540 caballos. Una potencia en cualquier caso más que suficiente para mover como un verdadero deportivo un coche que pesa más de 2 toneladas (2.3 y que es mucho más grande y voluminoso que un deportivo.

Como todos los modelos M de BMW no se trata solo de conseguir una mayor potencia, algo que en los nuevos vehículos 100 % eléctricos es muy fácil de conseguir. Solo hay que programar la batería para que permita dar más energía y con ello tener un motor más potente. En este caso el iX también incorpora una suspensión nueva que proporciona una mayor dureza de los amortiguadores o los muelles neumáticos.

El iX M60 estrena la nueva división M de BMW para coches eléctricos con su color negro.

Hasta 250 km/h

Sus prestaciones son impresionantes, 3,8 segundos para hacer el 0 a 100 km/h, casi 1 segundo menos que el iX Drive 50. Y también su velocidad máxima, que en el resto de las versiones iX está autolimitada a 200 km/h y que en este caso sube hasta los 250 km/h. Como también es destacable que el iX M60 es el primer vehículo de BMW que supera los 1.000 Nm de par motor disponible. En el modo Sport alcanza 1.015 Nm y si se activa la función "launch control", aumenta hasta los 1.100 Nm durante unos segundos.

Pero sobre todo este iX M60 es el primer modelo que llega al mercado de la nueva familia de vehículos M eléctricos que se irá ampliando en los próximos años. De hecho, cambia su anagrama, que si en todo el resto de modelos de esta división disponibles hasta ahora la "M" tenía los característicos colores azul, blanco y rojo, en este caso y a partir de ahora los nuevos modelos M eléctricos tendrán un logotipo muy similar, pero en color negro.

La versiones que pudimos probar hace una semanas del nuevo iX, sobre todo el iX 50, demuestran que es un vehículo que corre mucho gracias a sus dos potentes motores y a la gestión eléctrica que hace el sistema. Pues bien, lo que se ha buscado con este modelo nuevo de altas prestaciones es que no solo sea una cuestión de potencia y de capacidad de aceleración sino que permita obtener el mismo placer de conducción, característica del resto de modelos M, pero sin emisiones de CO2 y de otros contaminantes. Es por ello el futuro más deportivo de BMW.. a la espera del i4 M.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.