Motor

Verstappen, sancionado con cinco puestos en la parrilla de Catar, a remolque de Hamilton

  • El líder del Mundial saldrá séptimo por no respetar las banderas amarillas en la calificación del sábado en Catar
  • De esta forma, Hamilton, que arranca en la pole, lo tiene todo a favor para seguir restando puntos al de Red Bull
  • Fernando Alonso se beneficia también y saldrá, por primera vez esta temporada, tercero en la parrilla
Hamilton, con su reivindicativo casco arcoiris en un país tan poco libre como Catar.

Por si el Mundial de Fórmula 1 no estuviera en el asfalto suficientemente emocionante, el baile de infracciones, denuncias y posteriores sanciones le está añadiendo un punto de picante al campeonato más emocionante de los últimos años. El último capítulo: Verstappen ha sido sancionado con cinco puestos en la parrilla del Gran Premio de Catar por no respetar las banderas amarillas al final de la clasifación del sábado.

Consecuencias: Hamilton, que lleva dos fines de semana demostrando que Mercedes ha dado un paso adelante, y que hoy por hoy es un poquito mejor que Red Bull, parte en la pole, tras meter casi medio segundo a Verstappen en la calificación.

¿Y Max? Fue segundo el sábado, por lo que, tras la sanción, saldrá en séptima posición, justo detrás de Carlos Sainz. Otro problema inesperado para Red Bull, que hace solo dos semanas se veía muy favorito para romer por fin la hegemonía de Mercedes en los últimos siete años. Su gran problema es que, delante del español, tendrá a Valtteri Bottas (también sancionado, aunque solo con tres puestos), por lo que el finlandés puede ser clave si logra frenar al de Países Bajos en su rabiosa misión de que Hamilton no se le escape.

Porque entre británico y neerlandés hay ahora mismo 14 puntos de diferencia, tras la gran victoria de Hamilton en México. Y tras este nuevo contratiempo, la lógica indica que el de Mercedes ganará fácil en Catar y que Verstappen quedará segundo... o tercero, por lo que se prevé una reducción notable de esa ventaja, cuando solo quedarán dos carreras por disputarse.

¿Y qué pasó el sábado? Primero, que Hamilton era inalcanzable, como demostró en México y ha demostrado todo el fin de semana en Catar. Pero en la vuelta en la que Verstappen consiguió el segundo puesto, en dura lucha con Bottas, el otro Mercedes, se encontró con una doble bandera amarilla tras reventar Pierre Gasly (AlphaTauri) su neumático delantero izquierdo contra un piano. En estas circunstancias, se activan las banderas amarillas de precaución, con lo que los pilotos tienen que reducir su velocidad, estén donde estén, un poco con una bandera amarilla simple, y mucho con una bandera amarilla doble. Pues bien, Verstappen, que marchaba en su vuelta rápida muy cerca de Gasly, recibió doble bandera amarilla... de la que parece que pasó ampliamente, pues no redujo y, de hecho, consiguió su mejor crono, que le dio la segunda posición en la parrilla.

Otros dos pilotos que corrían por allí cerca, Valtteri Bottas y Carlos Sainz (Ferrari), vieron bandera amarilla simple, y ante las dudas de si redujeron o no la velocidad a lo que estaban obligados, también fueron llamados el sábado por la noche, al igual que Verstappen, para declarar ante los comisarios por tal circunstancia.

¿Consecuencias? Las explicaciones de Verstappen y de Bottas cayeron en saco roto, pues ambos han sido sancionados: Verstappen con cinco puestos, por lo que pasa de la segunda posición a la séptima en la parrilla; y Bottas, con tres, que en realidad son dos al pasarle "marcha atrás" Verstappen con sus cinco puestos de penalización, por lo que, tras ser tercero el sábado, pasa a partir quinto esta tarde a las 15:00, hora española. Carlos Sainz, por su parte, fue exonerado de toda culpa, pues demostró que su Ferrari sí había frenado al ver la bandera amarilla, por lo que partirá sexto, y será el chorizo del bocadillo que formarán Bottas (quinto) y Verstappen (séptimo). Que no le pase nada al madrileño en la salida, porque se prevé que saltarán chispas en esa zona de la parrilla.

¿Los grandes beneficiados? El primero, indudablemente, Lewis Hamilton, que no solo batió a Verstappen con claridad, tanto en México como el sábado en Catar, sino que además ve cómo su gran rival, el hombre que va 14 puntos por delante de él en la clasificación, se hunde en la parrilla, y además detrás de su lugarteniente, Bottas. Y por lo que respecta a los nuestros, Fernando Alonso, que logró un brutal quinto puesto en la calficación del sábado, adelanta dos puestos en la parrilla, al "adelantar" a los sancionados Verstappen y Bottas, y partirá tercera, justo por detrás del poleman, Lewis Hamilton. Poco a poco, el famoso 'plan' del asturiano parece que va dando sus frutos.

Por lo tanto, la carrera de Catar, primer Gran Premio que se disputa en estas tierras en los 71 años de historia de la Fórmula 1, se prevé no emocionante, sino apasionante. Aquella frase patentada por el maestro Gonzalo Serrano de "si parpadean, se lo pierden", está más de actualidad que nunca.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin