Motor

Ford se alía con GlobalFoundries para aumentar el suministro de chips producidos en EEUU

Ford y la empresa norteamericana GlobalFoundries han firmado hoy una colaboración estratégica para promover la fabricación de semiconductores y el desarrollo tecnológico en los Estados Unidos, con el objetivo de impulsar el suministro de chips para Ford y la industria automotriz estadounidense.

Dicha colaboración estratégica, que no implica la propiedad cruzada entre ambas empresas, abre la puerta para que GlobalFoundries cree un mayor suministro de semiconductores para la línea actual de vehículos de Ford y la investigación y el desarrollo conjuntos para abordar la creciente demanda de chips para apoyar a la industria automotriz.

Entre ellos se podrán encontrar las soluciones para los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS), sistemas de administración de baterías y redes en el vehículo para un futuro automatizado, conectado y electrificado. Además, ambas compañías se han comprometido a explorar oportunidades de fabricación de semiconductores para apoyar a la industria automotriz.

Este anuncio se basa en el compromiso de ambas compañías para construir relaciones comerciales innovadoras para recuperar el equilibrio entre la oferta y la demanda de chips en la industria automotriz.

El presidente y consejero delegado de Ford, Jim Farley, ha explicado que "es fundamental que creemos nuevas formas de trabajar con los proveedores para dar a Ford, y a Estados Unidos, una mayor independencia en la entrega de las tecnologías y características que nuestros clientes valorarán más en el futuro".

En su opinión, "este acuerdo es solo el comienzo y una parte clave de nuestro plan para integrar verticalmente tecnologías y capacidades clave que diferenciarán a Ford en el futuro".

Por su parte, el consejero delegado de GlobalFoundries, Tom Caulfield, ha apuntado que el acuerdo con Ford "es un paso clave en el fortalecimiento de nuestra cooperación y asociación con los fabricantes de automóviles para impulsar la innovación, llevar nuevas funciones al mercado más rápido y garantizar un equilibrio entre la oferta y la demanda a largo plazo".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.