Motor

Hamilton sale victorioso de un fin de semana en el que pasó de último el sábado a primero el domingo

  • El Mundial está que ruge: la diferencia entre Verstappen y el británico es de solo 14 puntos
  • La primera de las tres carreras que quedan, el próximo fin de semana en Catar
  • Carlos Sainz, sexto, y Fernando Alonso, noveno, al menos terminaron en los puntos
Hamilton adelanta a Verstappen en el punto álgido de un apasionante fin de semana.

Lewis Hamilton logró la victoria en un G.P. de Brasil en el que hubo de todo: sanciones, multas, accidentes... El Mundial se aprieta, con Verstappen liderando aún, pero ya con solo 14 puntos de diferencia con el británico, con tres carreras por disputarse.

Capítulo 1: nada más llegar a Brasil, Hamilton se hace el mártir declarando que el Red Bull de Verstappen era más rápido. Lágrimas de cocodrilo, porque el Mercedes ha sido mucho más rápido que el monoplaza austriaco los tres días de competición.

Capítulo 2: Mercedes anuncia que cambiará varios componentes del motor de Lewis Hamilton, con lo que perderá cinco puestos en la parrilla de la carrera del domingo.

Capítulo 3: en la calificación del viernes para la carrera al esprint del sábado (tercera y última con la nueva modalidad de clasificación de esta temporada), Hamilton voló y le metió casi medio segundo a Verstappen.

Capítulo 3: al terminar dicha calificación del viernes, un Verstappen muy extrañado examina, con tocamiento incluido, el alerón del Mercedes nada más terminar la Q3.

Capítulo 4: un técnico de la FIA alerta a los comisarios de posibles irregularidades en el Mercedes de Hamilton. Se cree que el alerón del monoplaza negro se abría más de lo permitido para dotarle de más velocidad en las zonas de DRS, donde el alerón eleva hasta 20 km/h la velocidad del coche.

Capítulo 5: estamos a viernes por la noche todavía, cuando la FIA anuncia que abre una investigación a Hamilton por el tema del alerón. De hecho, esa misma noche declaran tanto Hamilton como responsables de Mercedes. Y también se emplaza a Verstappen para declarar el sábado por la mañana por su 'chequeo' al Mercedes en el parque cerrado, donde está absolutamente prohibido tocar nada.

Capítulo 6: amanece el sábado en Sao Paulo. Declara Verstappen ante la FIA por primera vez, y Hamilton por segunda. El mundo entero, pendiente de las posibles sanciones a ambos.

Capítulo 7: la FIA multa a Verstappen con 50.000 euros por su tocamiento al Mercedes en el parque cerrado.

Capítulo 8: la FIA descalifica a Hamilton de la calificación del viernes y le manda a la última posición de la parrilla de la clasificación al esprint. La polémica está servida.

Capítulo 9: en la carrera de calificación, Bottas es primero (con lo que saldrá en la pole el domingo), un conservador Verstappen es segundo... y Hamilton remonta 15 posiciones, desde el 20º hasta el 5º, con lo que saldrá décimo en la carrera del domingo (recordemos el capítulo 2).

Capítulo 10: en la salida el domingo del G.P. de Brasil, los dos Red Bull (Verstappen y Sergio Pérez) le roban la cartera a Bottas (Mercedes), y pasan a comandar la clasificación. Un enrabietado Lewis Hamilton comienza a adelantar coches desde el primer metro de carrera (recordemos que partía décimo).

Capítulo 11: en una carrera muy accidentada, con un coche de seguridad real y dos virtuales, y tras dos cambios de neumáticos, la cosa queda como todo el mundo espera ver: primero, Verstappen, y pegado a su alerón, un Hamilton que sigue demostrando, recta a recta y curva a curva, que el Mercedes, en esta ocasión, es mucho más rápido que el Red Bull, al contrario que en la mayor parte de la temporada.

Capítulo 12: en una nueva batalla épica dentro de la guerra Verstappen-Hamilton, que empieza a recordar a las míticas entre Ayrton Senna y Alain Prost en los ochenta y noventa, el neerlandés tensa mucho la cuerda cuando el británico le adelantaba sin remedio, y ni corto ni perezoso decide dar la curva por fuera del asfalto, obligando a Hamilton a hacer lo mismo, y perdiendo el adelantamiento. Una sucia maniobra del 33 que es anotada por los comisarios para una posible sanción.

Capítulo 13: contra todo pronóstico, la acción de Verstappen queda sin sanción (le tenían que haber metido cinco segundos de sanción al de Red Bull), con lo que Hamilton siente hervir la sangre en sus venas (recordemos su sanción el día anterior por el tema del alerón).

Capítulo 14: la rabia de Hamilton, la absoluta superioridad del Mercedes sobre el Red Bull y la impotencia de Verstappen solo pueden convertirse en... un adelantamiento en pista del británico, que raudo y veloz se marcha en solitario a por un triunfo tan dulce por todo lo ocurrido como importante en la lucha por el campeonato.

Capítulo 15: Hamilton gana el G.P. de Brasil dando un tremendo golpe de autoridad en la mesa, metiendo la adrenalina en el cuerpo de todo el equipo Mercedes y el miedo en el de Red Bull.

Capítulo 16: a dos vueltas del final, Sergio Pérez, el lugarteniente de Verstappen en Red Bull, que marchaba cuarto tras los dos fieras y el otro Mercedes, el de Bottas, cambia los neumáticos para intentar llevarse la vuelta rápida (y el punto extra que otorga para el Mundial), que hasta ese momento es de Hamilton. Y lo consigue, se lo 'roba', con lo que el británico al final descuenta siete puntos de la ventaja del neerlandés en el Mundial.

Epílogo: tras un fin de semana apasionante en Interlagos, Mercedes confirma que, si Red Bull quiere el Mundial, tendrán que gastar todo el sudor, toda la sangre y todas las lágrimas que le queden. Clasificación del Mundial a tres carreras del final: primero, Verstappen, con 332,5 puntos; segundo, Hamilton, 318,5 puntos. Catorce puntos de diferencia entre ambos, con lo que las calculadoras empiezan a echar humo.

Próximo capítulo: sin tiempo para descansar, el Gran Circo viaja a la otra punta del mundo, donde el próximo fin de semana se disputa el Gran Premio de Catar. La emoción hervirá sobre el asfalto catarí, en la que no será sin duda alguna una carrera 'tranquila'. Y más, porque el circuito de Losail, en Doha, acoge por primera ver un Gran Premio de Fórmula 1.

Apéndice: los españoles, siempre en segundo plano, lograron al menos entrar en los puntos. Carlos Sainz (Ferrari) se vio afectado por una mala salida tras su gran tercer puesto en el esprint del sábado, le pasó hasta su compañero de equipo, Charles Leclerc, y terminó en sexta posición. Fernando Alonso, por su parte, tampoco salió bien, pasó del décimo al duodécimo, pero fiel a su estilo diésel, machacando y machacando en cada vuelta, en cada curva, al final logró una meritoria novena posición.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin