Motor

Escándalo en el G.P. de Brasil: ¿habrá sanción o no para Hamilton por irregularidades en su Mercedes?

  • El Mercedes, que arrasó en la calificación, no pasó el test de los comisarios
  • Parece que el alerón del coche de Hamilton se abría demasiado, otorgándole ventaja
  • Pero una metedura de pata de Verstappen, al tocar el Mercedes, podría dejar en nada la sanción a Hamilton
Lewis Hamilton, una vez más, en el centro de la polémica del Gran Circo de la Fórmula 1.

Por si no estuviera el Mundial suficientemente 'movidito', el Gran Circo espera este sábado impaciente si Lewis Hamilton, después de arrasar en la calificación del viernes para la carrera al esprint de hoy mismo, es sancionado por supuestas irregularidades en el alerón de su Mercedes que pudieran haberle dado ventaja. Pero, atención, que Verstappen también podría estar involucrado...

Los hechos: en el Gran Premio de Brasil, cuarta carrera del calendario por la cola, Max Verstappen (Red Bull) se presenta con 19 puntos de ventaja (312,5 por 293,5) sobre Lewis Hamilton (Mercedes). A lo largo de la semana, el británico ha ejercido de 'llorón' curándose en salud con la cantinela de que poco van a poder hacer en el Gran Premio 'canarinho', pues el Red Bull es hoy por hoy mejor coche que el Mercedes.

¿Pero qué ocurre? Que llega la calificación del viernes, pues en el circuito de Interlagos, igual que ocurrió en Silverstone y en Monza, la clasificación se realiza mediante una carrera al sprint de 100 km el sábado, para la cual hay que clasificarse el viernes. Y ese viernes, ayer mismo, el Mercedes parece quitarle la razón a Hamilton, pues el siete veces campeón del mundo le mete ¡casi medio segundo! (1.07.934 por 1.08.372) al Red Bull 'superior'. ¿Raro? Cuanto menos, extraño...

Y esa extrañeza es la que llevó a Max Verstappen, sorprendido por el negativo resultado, a inspeccionar el coche de Hamilton una vez terminada la clasificación, llegando incluso a tocar el Mercedes, como podemos ver en en este vídeo.

Hasta ahí parecía todo normal. Bueno, no del todo, pues ya era público que, hiciese lo que hiciese Hamilton en la carrera al esprint de hoy sábado, perdería cinco puestos en la parrilla definitiva del domingo al cambiar diferentes elementos en su motor. Aún así, el británico apareció exultante en la rueda de prensa posterior a la calificación, dejando bien claro que peleará por su octavo título mundial (con el que adelantaría a Michael Schumacher) hasta la última recta del último Gran Premio de la temporada.

Pero la sorpresa llegó horas después, cuando la FIA emitió un comunicado en el que anunciaba que se abría una investigación al coche número 44, o sea, el Mercedes de Lewis Hamilton, por supuestas irregularidades tras efectuarse la rutinaria comprobación del coche tras la calificación. En concreto, el alerón del Mercedes, el elemento que se abre cuando se activa el DRS, con el que el monoplaza gana muchos kilómetros por hora de velocidad, registraba una apertura superior a los 85 milímetros reglamentados. En este otro vídeo se ve cómo un comisario inspecciona el alerón abierto, constatando la infracción, como luego se conoció.

En caso de que se confirmara la infracción, Hamilton viajaría de la pole en la carrera al sprint a la cola de la parrilla, con lo que, sumado a la referida sanción de cinco puestos, le obliga a ser, como mínimo, décimo cuarto en los 100 kilómetros del sprint para no volver a partir último el domingo, con lo que sus esperanzas de batir a Verstappen en el Mundial quedarían heridas de muerte.

Los comunicados de la FIA en los que anuncia la apertura de la investigación a Hamilton, y el requerimiento a Verstappen para que declare hoy sábado.

¿Metedura de pata de Verstappen?

Pero la historia no acaba ahí. ¿Recuerdan el primer vídeo que les hemos mostrado, en el que Verstappen llega a tocar el Mercedes para comprobar si había algo raro tras la calificación? Pues justo a eso, a esa presunta metedura de pata del neerlandés se está agarrando Mercedes para que al final no haya sanción a Hamilton por la calificación. ¿Por qué? Porque cuando los coches terminan una calificación o una carrera, entran en modalidad de 'parque cerrado', y está absolutamente prohibido tocarlos. Por lo tanto, Mercedes tiene un clavo ardiendo al que agarrarse, porque lo que ya ha conseguido es que, al menos, Verstappen haya sido llamado a declarar hoy sábado ante los comisarios.

El momento justo en que Verstappen 'chequea' el Mercedes de Hamilton.

Entonces, ¿qué puede ocurrir? De todo. Y pase lo que pase, será considerado un escándalo por parte de alguien. Si al final sancionan a Hamilton con salir el último al sprint (la otra sanción, la de los cinco puestos el domingo, es inapelable, con esa no hay polémica), en Mercedes se mesarán los cabellos por ese 'tocamiento' de Verstappen a su coche. Si al final Hamilton no es sancionado, serán muchas las voces que hablarán también de escándalo, y no solo en Red Bull. Porque en el Gran Circo es palpable el favoritismo de la FIA por todo lo que huela a británico, como el propio Fernando Alonso ha dicho una y otra y otra vez.

Así que, el G.P. de Brasil ya se ha puesto al rojo vivo cuando todavía no se ha recorrido ni un kilómetro oficial. Hoy viviremos un sábado de espera e intriga hasta que se conozca la sanción, o la no sanción, a Lewis Hamilton, luego llegará la carrera al sprint (20:30 hora española, en DAZN), con todo lo que puede ocurrir, con un Hamilton que, salga primero o último, tendrá que ir a tope para que la sanción de cinco puestos del domingo sea lo más leve posible.

Un pequeño inciso: ¿alguien recuerda qué ocurrió en las dos carreras al esprint de esta temporada? En la primera, en Silverstone, en la casa de Hamilton, el británico salía desde la pole, pero Verstappen, una vez más esta temporada, le robó la cartera, y la posición en la salida, y así se convirtió en el primer piloto de la historia que gana esta nueva modalidad de clasificación. Y en la segunda, en Monza, Hamilton volvió a dar la de arena pues, aunque partía segundo, delante tenía a Bottas, que en algún momento le cedería gustoso, o no, pero lo haría, la posición. Pero el británico salió horrible, le pasaron Verstappen y los dos McLaren de Ricciardo y Norris, para terminar quinto y sin puntos. Y encima, la pole del domingo, aunque fue segundo en el esprint, fue para Verstappen, pues Bottas, vencedor de la calificación, tenía sanción por cambio de motor.

Y el domingo, la carrera de Brasil, que pocas veces deja indiferente. Allí precisamente ganó Lewis Hamilton su primer Mundial, y el único con McLaren, allá por 2009, tras una carrera de locos en la que superó a Timo Glock (Toyota) casi en la última curva, para arrebatar el título al desgraciado Felipe Massa (Ferrari), que ya festejaba su primer título tras ganar la carrera en su casa. O recordemos el que ha sido el peor accidente de Fernando Alonso en la Fórmula 1, en 2003 con el Renault.

Pero, y ya para terminar, volvamos a hacer uso de la memoria. ¿Recuerdan qué ocurrió en las dos carreras tras las dos calificaciones al esprint que ya hemos contado? Accidente y accidente. Ambos entre Verstappen y Hamilton. En el primero, en Silverstone, Hamilton echó a su gran rival en una curva, arruinándole la carrera. Pero no hubo problema, porque solo recibió una sanción de diez segundos que no fueron suficientes para que no ganara la carrera, en su casa (¿recuerdan lo que dice Alonso de que la F1 siempre favorece a los británicos?).

El ya histórico accidente entre Verstappen y Hamilton en el G.P. de Italia 2021.

Y luego, en Monza, nuevo accidente entre Verstappen y Hamilton, que pudo haber sido realmente grave (¿recuerdan al Red Bull montado en el Mercedes?). Ambos quedaron fuera de carrera, aunque, después de muchas deliberaciones, la sanción se la llevó... Verstappen, que perdió tres posiciones en la clasificación de la siguiente carrera, en Rusia (en la que terminó segundo, por supuesto por detrás de Hamilton).

Y a todo esto, tras una gran clasificación, Carlos Sainz (Ferrari), partirá en sexta posición, por delante de su compañero, Charles Leclerc. Y Fernando Alonso (McLaren), consiguió meterse en la Q3, por lo que saldrá décimo en el esprint, esa modalidad que ha demostrado que se le da genial.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin