Bolsa, mercados y cotizaciones

EEUU quiere prohibir a los titanes tecnológicos convertirse en bancos y crear divisas digitales

Foto: Reuters
Nueva York

El futuro desembarco de Libra, la divisa digital de Facebook, ha levantado ampollas entre los reguladores y legisladores estadounidenses. El propio presidente del país, Donald Trump, llegó a afirmar que esta criptodivisa podría llegar a poner en peligro el estatus del dólar mientras el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, aseguró la semana pasada en sus comparecencias en el Capitolio que el banco central baraja formas para regular la moneda de la red social.

Esta semana, David Marcus, el directivo de Facebook que lidera este proyecto, comparecerá el martes ante el Comité Bancario del Senado y un día después ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes. En las declaraciones ya publicadas el lunes, Marcus incidirá en que Libra "no será utilizado hasta que los temas regulatorios sean resueltos" y que Libra "no competirá con las divisas nacionales". Eso sí, dejará claro que "si América no lidera la innovación digital tanto en los pagos como en las divisas, otros valores dramáticamente diferentes lo harán".

Facebook intentará que Libra no se perciba como una amenaza para las divisas soberana en un momento en que un proyecto de ley en la Cámara de Representantes busca impedir que las grandes empresas tecnológicas estadounidenses funcionen como instituciones financieras o emitan monedas digitales. El borrador, al que tuvo acceso Reuters, describe a una gran empresa tecnológica como una entidad que ofrece principalmente un servicio online con al menos 25.000 millones de dólares en ingresos anuales.

La propuesta, bautizada como Ley Para Mantener a las Grandes Tecnológicas fuera del Sector Financiero, establece que estas plataformas no pueden crear, mantener ni operar un activo digital destinado a ser ampliamente utilizado como medio de intercambio, unidad de cuenta, almacenamiento de valor o cualquier otra función similar, según las definiciones que emplea la Reserva Federal.

Aunque el plan tiene pocas probabilidades de ser aprobado en ambas Cámaras del Capitolio, es cierto que envía un mensaje claro a los titanes tecnológicos, como Facebook, Alphabet o Amazon, entre otros, que buscan expandir sus servicios al sector financiero. Todo ello en un momento en que el tamaño de estas compañías también preocupa a los legisladores y reguladores del país.

"Incluso si Libra comenzase a adoptarse ampliamente, los bancos centrales probablemente tomarían medidas para evitarlo, dado los problemas que les causaría", señala Vicky Redwood, economista de Capital Economics, quien recuerda que los bancos centrales ya están empezando a pensar en crear sus propias monedas digitales. Redwood también incide en que los propios usuarios podrían ser reticentes a usar esta divisa debido a que son conscientes de la elevada información privada que Facebook guarda.

Precisamente, la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) aprobó la semana pasada una multa de casi 5.000 millones de dólares contra la red social de Mark Zuckerberg relacionada con el escándalo de Cambridge Analytica y la gestión de la información de sus usuarios. De consumarse se postularía como la represalia más importante impuesta a una compañía tecnológica a este lado del Atlántico.

Los problemas de la red social al respecto ya provocaron el pasado junio que Maxine Waters, la congresista demócrata que preside el Comité de Servicios Financieros del Congreso, exigiera a Facebook retrasar el desarrollo de su criptodivisa.

"Dado el pasado problemático de la compañía, solicito que Facebook acepte una moratoria sobre cualquier avance en el desarrollo de una criptomoneda hasta que el Congreso y los reguladores tengan la oportunidad de examinar estos temas y tomar medidas", recalcó Waters, que el miércoles escuchará de primera mano los planes de la compañía.

Libra, la moneda digital de Facebook, tiene previsto lanzarse a comienzos de 2020. La compañía también quiere poner a disposición de su 2.400 millones de usuarios una cartera digital, Calibra.

Actualmente el proyecto cuenta con 28 miembros fundadores, entre los que se incluyen MasterCard, Visa, Uber, Lyft, Spotify, Andreessen Horowitz o Coinbase, entre otros, y quiere superar el centenar de respaldos el año que viene. Según Facebook, Libra será menos volátil que otras criptomonedas, como el Bitcoin, porque estará respaldada por depósitos bancarios y valores gubernamentales a corto plazo mantenidos en la Reserva de Libra y que serán gestionados por la asociación.

"Desde nuestro punto de vista, ni Libra ni Calibra impulsarán significativamente los ingresos o beneficios de Facebook durante los próximos años", reconoce Ali Mogharabi, analista de Morningstar, quien pone en duda el alcance de la divisa digital de la red social.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0