Bolsa, mercados y cotizaciones

El consumo de acero se estabiliza en España y sólo crece un 0,7 % hasta abril

Madrid, 4 jul (EFECOM).- El consumo de acero en España aumentó un 0,7 % entre enero y abril de este año, hasta los 1,21 millones de toneladas, frente al importante repunte del 4,1 % que experimentó en el mismo periodo del año pasado, cuando creció apoyado en la actividad de la construcción.

El presidente de Unesid, Bernardo Velázquez, y el director general de la patronal siderúrgica, Andrés Barceló, han presentado esta mañana los datos de actividad del sector antes de la celebración de la junta general de la asociación.

En cuanto a la producción y con datos en este caso hasta mayo, ha caído un 0,5 %, hasta los 6,2 millones de toneladas, mientras que las entregas bajaron un 2,2 %, hasta 6,24 millones de toneladas, descensos que contrastan con los incrementos que hubo del 1,5 % en la producción y del 9 % en las entregas en el mismo periodo del año pasado.

En cuanto a las exportaciones de productos siderúrgicos y de primera transformación, entre enero y abril de 2019 han caído un 2,2 %, hasta los 2,89 millones de toneladas.

Las ventas a la Unión Europea (UE) han aumentado un 4 %, hasta los 1,94 millones de toneladas, mientras que a países terceros se han desplomado, con una caída del 12,8 %, que las deja en 945.000 toneladas.

También han caído las importaciones de productos siderúrgicos, un 3,1 %, hasta los 3,51 millones de toneladas, en menor medida las importaciones de la UE, que han bajado un 1,7 %, hasta los 2,34 millones de toneladas, y en mayor (un 5,8 %) las de terceros países, que hasta abril han sido 1,16 millones de toneladas.

Según Unesid, en 2018 el cierre "artificial" del mercado estadounidense derivó exportaciones de terceros países hasta la UE.

De esta forma, las importaciones de Acero (!FMDC.212)de España en todo 2018 aumentaron un 9 %, con una subida del 21 % de las procedentes de fuera de la UE y de una 52 % de las de Turquía, un país que, según Andrés Barceló, se está convirtiendo en siderurgia en la nueva China.

El año pasado la producción de la siderurgia en España descendió un 1 %, si bien las importaciones y la actividad en el país incrementaron un 12 % el consumo de acero.

Andrés Barceló ha señalado que la caída de las exportaciones que vivió España el año pasado, de un 12,4 %, se debió a la presión del resto de países y a la caída de dos mercados importantes para la siderurgia española, como son Argelia y Turquía.

Por el contrario, fue el Reino Unido el mercado donde más crecieron las exportaciones españolas, gracias a la caída de la libra.

Respecto a 2019, ha dicho que "los primeros meses no han sido malos", aunque habrá que ver qué pasa con el nuevo periodo de medidas de salvaguarda de la UE a las importaciones de acero de terceros países. EF

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint