Bolsa, mercados y cotizaciones

Los inversores institucionales apagan su interés por el cigarro y las tabacaleras

  • La inversión sostenible y responsable sigue ganando adeptos
Foto: Bloomberg
Nueva York

La rentabilidad de antaño que caracterizaba a tabacaleras como British American Tobacco o Philip Morris International se ha esfumado y esto hace difícil justificar a muchos gestores mantener a valores relacionados con esta industria en cartera. Especialmente en un momento en que las inversiones sociales y responsables continúan ganando tracción entre los inversores institucionales y principales gestoras.

Según señala Bloomberg, entre 1999 y 2015, el indicador MSCI World Tobacco Index ha generado unos retornos del 1.437%, un porcentaje que hacía difícil a muchos dejar de lado a tabacaleras fuera de sus portafolios sobre todo si tenemos en cuenta que durante dicho periodo el MSCI World Index, que aglutina valores de gran y mediana capitalización de 23 mercados desarrollados, ha generado ganancias del 72%. No obstante, durante los últimos años esta tendencia se ha revertido completamente.

No solo British American Tobacco experimentó su peor año de la historia el año pasado, cuando sus acciones perdieron alrededor de la mitad de su valor, sino que el azote de los reguladores en Estados Unidos también caló en Philip Morris, cuyos títulos borraron cerca del 37% en 2018. De hecho, desde 2016, la industria tabacalera ha quedado bastante rezagada con respecto a los retornos generados por el MSCI World Index.

"Cualquier inversor que continúe confiando en valores relacionados con el tabaco debe tener estómago para enfrentar riesgos, especialmente desde el punto de vista legal y gubernamental", avisa Philip Gorham, director de análisis de Morningstar.

La inversión sostenible, responsable y de impacto en EEUU continúa expandiéndose a un ritmo saludable. El total de activos relacionados con este tipo de estrategias aumentó desde los 8,7 billones de dólares a principios de 2016 hasta los 12 billones de dólares el año pasado, un aumento del 38%, según datos del Forum for Sustainable and Responsible Investment. Precisamente, las restricciones relacionadas con valores tabacaleros registraron el mayor crecimiento en dicho periodo, con un aumento del 432%.

Al mismo tiempo, en el resto del mundo, iniciativas como la instigada por Bronwyn King, una oncóloga australiana, han dado sus frutos durante los últimos años. Esta doctora se sorprendió al descubrir en 2010 que su fondo de pensiones estaba invirtiendo en compañías tabacaleras. Una situación que la animó a crear Tobacco Free Portafolios (Carteras Libres de Tabaco), una organización sin fines de lucro que anima a los fondos de pensiones, fondos soberanos, bancos y aseguradoras a dejar de invertir en tabacaleras.

De acuerdo con datos de esta organización, Tobacco Free Portafolios desempeña un papel integral en la implementación de políticas de inversión libres de tabaco en 12 países, algo que ha ayudado a frenar hasta 12.000 millones de dólares en inversiones en tabacaleras. Desde aseguradoras como Axa, Medibank, SCOR o AVIVA hasta fondos de pensiones como CalPers, AP4 o fondos soberanos de inversión como el Fonds de Reserve Pour les Retraites francés o el Irish Sovereign Investment Fund han anulado su exposición a este sector.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin