Bolsa, mercados y cotizaciones

Bankia y Aena se juegan un dividendo 'extra' en las urnas

  • El mercado reconoce esta posibilidad, pese a que el Estado decidirá
Foto: Archivo.

Aena y Bankia tienen músculo financiero como para aumentar cuantiosamente la retribución al accionista en los próximos años. Pero el Gobierno que resulte tras las elecciones generales del próximo 28 de abril tendrá un papel fundamental a la hora de decidir un dividendo extraordinario, ya que en ambos casos el Estado es accionista mayoritario, con más del 50% del capital.

El gestor aeroportuario tiene comprometido dentro de su plan estratégico 2018-2021 un payout del 80% sobre el beneficio, porcentaje al que en un primer momento se opuso el Gobierno liderado por Pedro Sánchez después de ganar en la moción de censura, básicamente, porque esa era la línea argumental que el Partido Socialista había mantenido estando, primero, en la oposición, favorable a más inversiones y a reducir la retribución.

Fuentes de la compañía insisten en que "no está sobre la mesa" el reparto ni de un dividendo extraordinario ni de un payout superior, a pesar de que Aena tendría margen para lograrlo sin que se resintiera su situación financiera. Los analistas de Sabadell consideran que se trata de "una compañía excesivamente capitalizada" y que, por ello, "tiene margen más que de sobra" para elevar el dividendo y alcanzar "una rentabilidad anual de sus pagos del 10% en la década sin que por ello peligrara el rating de su deuda de investment grade (grado de inversión, primer escalón para las agencias de calificación)", que consideran que podría llegar a endeudarse hasta las 6 veces el ebitda sin que por ello mermara su calificación.

Aena cuenta, actualmente, con un endeudamiento de 2,5 veces ebitda y que el consenso estima que caiga hasta las 1,9 veces en 2021, frente a la media de 2,9 veces de sus comparables, Fraport y Aéroport de Paris. La Junta de Accionistas que se celebrará el próximo 9 de abril debe ratificar el pago de 6,93 euros propuestos por el consejo con cargo a 2018, lo que ofrece una rentabilidad del 4,4%, el doble que el sector.

El consenso espera que el pago anual del gestor se incremente un 8,2% hasta 2021, cuando repartirá 7,5 euros. "Si Aena considerase que su expansión internacional está más limitada, vía adquisiciones, el escenario más probable es que elevara el payout", afirma Miguel Paz, de Unicaja.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, tiene comprometido un payout de entre el 45 y el 50% y el reparto de 2.500 millones de euros entre sus accionistas de 2018 a 2020 ante el exceso de capital de la entidad. "El consenso no se cree el plan estratégico de Bankia -muy vinculado a la subida de los tipos de interés en la Eurozona que, ahora, se ha retrasado hasta 2020-, así que no me extrañaría que esperaran a 2020 para aprobar y repartir un dividendo extraordinario", apunta Nuria Álvarez, de Renta 4.

Con las previsiones de los analistas sobre la mesa, Bankia se gastará por la vía del dividendo en estos tres años 1.145 millones de euros, considerando un payout del 50% y un beneficio que alcanzará los 800 millones en 2020. Por lo tanto, restan unos 1.355 millones de euros de un futurible dividendo extraordinario para cumplir con el compromiso de la entidad.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin