Bolsa, mercados y cotizaciones

Deutsche Post ya cuenta con la mejor recomendación de los últimos cinco años

  • La firma, propietaria de DHL, tiene uno de los multiplicadores de beneficios más bajos
Fuente: Deutsche Post

El equivalente alemán al Correos español ha decidido llevar adelante el proceso de fusión de sus distintas áreas de entrega de paquetes con las nuevas unidades de entrega de bajo coste, con la intención de unificar la distribución local en las diferentes regiones donde opera bajo una única gestión | Todo sobre el índice Eco30: qué es y quién lo compone

La decisión, que ya llevaban tiempo rumiando en la compañía, al menos desde el año pasado, ha causado cierto rechazo en la comunidad inversora, ya que las acciones de la empresa alemana han retrocedido casi un 2,5% con respecto al cierre de la sesión del viernes pasado, hasta situarse en la zona de 26,1 euros.

El nuevo plan de acción conllevará una disminución del número de trabajadores, aunque todavía no se ha publicado cuántos empleados y empleadas se verán afectados por los cambios.

Deutsche Post empezó a crear nuevas unidades en 2015 para reducir los costes del personal de nueva contratación, una decisión que desató las protestas de los sindicatos, según informan desde Bloomberg. Por el momento, una mayoría de alrededor de 20.000 repartidores están empleados en empresas filiales en las que cobran menos que en la matriz.

Sin embargo, la compañía ha comenzado bien el año y todavía gana un 9,2% en bolsa en lo que llevamos de 2019, un 11% más desde los mínimos del últimos año que registró a principios de enero. El potencial alcista de consenso está cerca del 34%, lo que supone que sus títulos podrían llegar hasta los 34,9 euros en los próximos doce meses.No obstante, para algunos bancos de inversión, como Exane BNP Paribas o Société Générale, el la compañía vale 45 y 41 euros en bolsa, respectivamente.

DHL, la joya de la corona

En 1998, Deutsche Post compró el 25% de las acciones de la empresa DHL, líder mundial del sector logístico, hasta que la adquirió por completo, haciéndose con el 49% restante en 2002. La firma, con una historia que se remonta hasta hace 500 años, ha tenido que adaptarse para subsistir a la aparición del correo electrónico y el auge de plataformas como Amazon y otras empresas de reparto, que trabajan con sus propios sistemas de paquetería, incluso dando la posibilidad a particulares para que entreguen paquetes a domicilio.

Las ganancias de la compañía crecerán un 70% entre 2017 y 2021, año este último en que alcanzarán los 8.200 millones de euros -en 2019, se prevé un beneficio bruto (ebitda) de 7.500 millones-. En cambio, el beneficio neto será más moderado, ya que aumentará en torno a un 15% en el mismo periodo, hasta anotarse cerca de 3.200 millones en 2021, según las previsiones del consenso de analistas que siguen a la empresa alemana y que recoge FactSet.

El servicio postal germano recibe la mejor recomendación de compra de consenso del último lustro. Un 73,9% de los 23 expertos que la vigilan aconseja adquirir sus títulos frente al 67,8% de 28 analistas que lo hacían el pasado mes de octubre. De hecho, Deutsche Post obtiene la segunda mejor recomendación en la industria de la entrega de paquetería, entre aquellas firmas con una capitalización bursátil superior a 3.000 millones. Una industria en la que solo hay tres consejos de compra: además de Deutsche Post, el de la estadounidense FedEx y el de la española Logista.

Los beneficios de Deutsche Post están entre los que se compran más baratos del sector, del que también forman parte UPS y Royal Mail. El PER (veces que el beneficio está incluido en el precio de la acción) es de 11,8 veces frente a la media de 17,9 veces de la industria.

Entre los atractivos de este valor del índice Eco30 está su retribución al accionista. Pra 2019, se estima que la rentabilidad por dividendo será del 4,8%, la tercera más elevada por detrás de Royal Mail y Logista.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0