Bolsa, mercados y cotizaciones

Ya en Siberia, en Dia solo queda dieta carcelaria

En enero del año pasado escribía en este mismo espacio que el inversor en Dia se había instalado en la plaza de Lubianka. Allí se encuentra el que dicen es el edificio más alto de Moscú, en el que estaba la KGB, porque desde sus sótanos había vistas hasta Siberia. La pertinaz apuesta bajista por la compañía, en la que reiteradamente uno de cada cuatro euros estaban invertidos a la baja, acompañada de la entrada del magnate ruso Fridman, hacían de la cadena de supermercados un terreno impracticable para el inversor convencional.

Pero es precisamente en ese lodazal especulativo en el que muchos inversores de corto plazo quieren planchar las arrugas que deja el mercado. En su valentía está su condena: y por eso ya están en Siberia. La pregunta que queda hacerse es si de allí se puede volver o sobrevivir.

Lo único que ha quedado resuelto durante el último año es que Letterone, la sociedad de Fridman, se ha dado sus tiempos ajena a los distintos equipos que han estado en la compañía. Y el capital es el capital, y los indios, por muy consejeros delegados que sean, son indios. Ahora ya está claro que Currás hizo de su capa un sayo y que no tenía ninguna connivencia con Fridman, aunque en algún momento se le acusase de comprar acciones antes que el accionista principal.

Lo de Currás y sus allegados se explica solo con el queso de gruyere en que han convertido Dia. Denunciados ahora por la compañía, vuelven a escena cuando pensaban que habían evitado el sufrimiento de la batalla para morir en la última escena, eso sí, colmados de pasta tras agujerear la compañía.

En la nueva etapa de De la Cierva se ha negociado con la banca la refinanciación de la compañía, pero ahora se enfrenta al dilema de tener que decir si la oferta que ha puesto sobre la mesa Fridmam, de 0,67 euros por acción, es muy baja. Si el consejo la recomienda, los indios se dan vida para cuando coja los mandos el gran jefe ruso. De no hacerlo, se inmolan, pero defienden los teóricos números que creen que van a conseguir.

En base al multiplicador EV/ebitda al que cotiza el sector de la distribución en Europa, la oferta que ha realizado Frid-man por la compañía es claramente insuficiente. Si Dia se recuperase y llegara a cotizar a multiplicadores similares a los de sus homólogos europeos -Carrefour, Tesco, Royald Ahold Delhaize o Casino-, algo por otra parte impensable después de perder toda credibilidad en mercado, Dia debería valer 1,65 euros. Un euro más de lo que ofrece Fridman salvaría la humillación de perder casi todo, pero solo hay que esperar unos céntimos más. Rancho carcelario, y en el mejor de los casos, que no haya opa de exclusión.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
Publicidad
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Repoker de trileros
A Favor
En Contra

Podemos llevarla a concurso, y que cada uno palme lo que le corresponda.

Bonistas, Currás, Friedman, bajistas, etc...

Si es tan ruinosa y arriesgada, Friedman hubiera vendido hace tiempo.

Tiene gente en el consejo desde hace mucho tiempo, y sabe donde se mete.

A estas alturas, tiene mucho que perder si no saca la OPA adelante, unos 200 millones mas que yo para empezar a hablar. Así que mas le vale ponerlos encima de la mesa, y hacerse con el control.

Supongo que paga por intentar hundir la cotización, para que luego los bajistas apoyen su mierda de opa.

Espero que la gente no se asusta de este trilero.

A ver de que le garantiza un banco a DIA 600 millones de la ampliación, si no ve garantizado el negocio.

Lo demás, cuentos.

Puntuación 0
#1