Bolsa, mercados y cotizaciones

Los analistas ya no creen en el beneficio histórico de Indra

  • La previsión de ganancias para 2019 cae un 10% desde máximos y se descarta que bata 196 millones en el trienio

La esperanza de que Indra sea capaz de volver a batir el beneficio histórico que logró en 2009 sigue diluyéndose poco a poco. La compañía, que en los últimos años ha reestructurado su negocio tras entrar en pérdidas en el año 2014, cambiando de presidente, cerrando proyectos problemáticos en Brasil, y haciendo adquisiciones como la de Tecnocom en 2017, entre otras, lleva meses viendo como las estimaciones de los analistas sobre su beneficio se deterioran paulatinamente.

Tras la operación de compra de Tecnocom, el consenso de mercado que recoge FactSet llegó a estimar a mediados de 2017 que la firma lograría un nuevo récord de beneficios en 2019, por encima de los 196 millones de euros que alcanzó en 2009. A principios de 2018 los expertos cambiaron de opinión y pasaron a descartar ganancias históricas para Indra, ni en 2019 ni en 2020, y las nuevas proyecciones para 2021 se han comportado igual: hace menos de un mes el consenso de mercado estimaba 204 millones de euros en beneficios para 2021, una estimación que se ha recortado hasta los 179 millones que prevén ahora. Eso sí, la firma merece una recomendación de mantener para los expertos y cotiza a 8,5 euros, cerca de los 8 euros que mantenía la compañía en 2014, cuando cosechó los peores resultados de su historia.

Márgenes más débiles

El deterioro de los márgenes de la compañía durante los últimos años ha sido el catalizador que puede estar detrás de las caídas de la firma en bolsa. "No es probable que recupere los márgenes del sector, cercanos al 10%", explican desde UBS, quienes señalan cómo "desde la crisis en España los márgenes no se han recuperado". "Su récord de beneficios de 2009 se produjo en un momento en el que los márgenes eran mucho más elevados", explica Felipe López, de Selfbank, quien añade que "desde 2009 los gastos de la empresa han ido creciendo a un mayor ritmo que los ingresos".

Un problema que presenta la firma, según López, es que "la visibilidad de sus ingresos es muy reducida. Uno de los motivos que más le ha penalizado en los últimos años es la rapidez con la que varían los márgenes. Al contar con un elevado volumen de costes fijos, la empresa depende en gran medida de la capacidad de firmar contratos", explica el experto. El consenso de mercado que recoge FactSet espera que, poco a poco, el margen neto de la firma se incremente, pasando del 4,68% previsto para 2019, hasta el 5,34% que se espera para 2021.

Desde UBS sí prevén que los margenes de la firma se recuperen: "Está reduciendo costes, cancelando contratos que generaban pérdidas, enfocándose en servicios de más valor añadido y tomando iniciativas, por lo que sí esperan un cambio que acabe teniendo un impacto significativo: si vuelve a márgenes del 5-6% esto añadiría 70 millones de euros al beneficio bruto", señalan.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.