Bolsa, mercados y cotizaciones

A tres años... un 20% de rentabilidad sin que la bolsa suba

Terminábamos el año diciendo que la bolsa en 2019 iba a ser comerse una sopera entera de fabada sin protector de estómago... Pues ya echamos en falta el omeoprazol, y la úlcera está asegurada porque lo que hoy empieza a estar barato mañana puede estar caro. Siempre que el Trumponomics y la velocidad de crucero de la Fed, ni restrictiva ni acomodaticia, nos lleven a una recesión.  

Si se pierden los mínimos de Nochebuena de Wall Street, viene el pánico. Para las bolsas europeas hay que hablar de los niveles a los que nos llevó el Brexit en junio de 2016. 

Hasta aquí la úlcera. Pero vamos a quedarnos con la parte positiva. Tengo un amigo que presume que en el primer semestre de 2012, cuando Europa caminaba a su desaparición por la peste de los PIGS -Portugal, Italia, Grecia y España-, construyó una cartera que con el tiempo le ha generado rentabilidades por dividendo anuales del 10%. Como todo gran cocinero te explica el plato, pero no te da la receta en detalle. 

Lo del 10% me corrobora que juega en otra liga. Lo que sí empiezo a tener claro es que como en esto de la bolsa se está con el dinero que no se necesita; hay que disciplinarse para tener siempre liquidez; se siembra con la paciencia de agricultor; y nadie entra en el punto más bajo... hay que seguir sin desaliento y no rehuir al mercado como suele suceder por inexperiencia o por la derrota a la que abocan las tendencias bajistas como la actual. 

Los números que me salen dicen que construir una cartera con los grandes del Ibex puede generar una rentabilidad del 20% a tres años simplemente con que la bolsa no haga nada en el trienio. El cálculo es el siguiente. Una cartera construida entre Telefónica, Santander, BBVA, Iberdrola y Repsol genera un dividendo bruto del 6%. Una retribución que se espera que crezca en los próximos años a razón de un cuarto de punto al año.  

Lógicamente hay quien me dirá que se puede producir una reducción o un impago de la remuneración. Ha ocurrido en otras ocasiones. Pero es algo que hoy no se espera. Y en el caso de la bolsa española la retribución es un primer mandamiento como quedó demostrado en el peor momento con la manipulación saducea del scrip dividend. Dar papelitos que han diluido la rentabilidad del beneficio de quien lo cobró. 

Tampoco digo que haya que hacer la cartera ahora mismo. Si el escenario corrector nos lleva a precios de Brexit estaremos hablando de rentabilidades del 7%. Lo que sí tengo claro es que hay que hacerlo con acciones. El coste del mantenimiento anual de la cartera no debe suponer más de un 0,25%, mientras que hacerlo con un fondo listo del Ibex, un 1,25%; y con uno de los del sartenazo, un 2. La rentabilidad del 20 de la que antes hablaba menguaría a un 13%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Google+Google plus
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
Publicidad
Otras noticias
Contenido patrocinado
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.